Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un participante en bukakes: "Las chicas no parecían contentas, éramos unos 90 chicos"

Contactaban con ellos por mail y ellos acudían al sitio indicado el día de la grabación del bukake. "Llegábamos al piso y entrábamos por filas. Nos pagaban 20 euros y éramos unos 90 chicos. Nos daban una bolsa negra para guardar la ropa y unas muñequeras con un número. Entrábamos en un salón, nos desnudábamos y esperábamos a que saliera la chica". Así grababan los bukakes la productora de Torbe, tal y como nos ha señalado uno de los participantes. "Yo no veía a las chicas contentas pero creía que era porque había mucha gente. En los bukakes normales hay 10 ó 20 chicos", dice este joven, que cree que no les contaban todo. "Cuando veían esa cantidad de gente a lo mejor sí que se echaban para atrás. Un día vi una chica borracha y seguimos con la grabación. Otra vez una chica se puso a llorar, una chica de plantilla de Torbe, que se cabreó. La convencieron y volvió".