Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo llegaban las chicas ucranianas que trabajaban con Torbe a España?

Tenían problemas económicos y viajaban a España porque les decían que podían ganar hasta 6.000 euros por grabar un bukake. Aprovechando esta situación, Boris les costeaba el billete a las chicas y organizaba su estancia en España. "Tenía que ir a España y beberme una copa de... Se trataba de un trabajo muy fácil por el que se ganaba mucho dinero", ha contado la testigo protegido. Sin embargo, el trabajo fácil se convirtió en una pesadilla. "Cuando empezó la grabación me quedé paralizada. No quería seguir pero me obligaron". Del dinero acordado, solo le dieron 500 euros. ¿Sabían las chicas a lo que venían?