Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Hay responsabilidades políticas en la tragedia del Madrid Arena en 2012?

Poco después de la tragedia del Madrid Arena, Ana Botella, la entonces alcaldesa, comparecía ante los medios visiblemente afectada. Su mano derecha, Miguel Ángel Villanueva, el vicealcalde aseguraba que el aforo del recinto era el adecuado, "incluso por debajo de su capacidad." En un primer momento, todo el personal había actuado correctamente por lo que la alcaldesa se fue de viaje. En ese momento comienza a aparecer informaciones que apuntaban a una mala gestión del evento, falta de seguridad, un sobreaforo y una mala praxis de los dos profesionales médicos contratados para la fiesta. El primero en dimitir fue Pedro Calvo, concejal de economía, que fue imputado. Villanueva, que era conocido de Miguel Ángel Flores, el organizador del evento, también dimitió. El tercero en dejar su cargo fue Antonio de Guindos, responsable de seguridad en el Ayuntamiento. La última fue Fátima Núñez concejal de emergencias. Emilio Monteagudo, Jefe de la Policía Municipal de Madrid, también fue imputado ya que el juez consideró que no había hecho nada para evitar el botellón a las puertas del recinto.