Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

J. Fernando ha dejado el centro Hipócrates porque allí no tratan problemas de conducta

Cinco días después de que José Fernando abandonara el centro Hipócrates, Sandra Aladro ha desvelado que el joven ha dejado la clínica porque allí no pueden tratar el problema de conducta que sufre ya que solo tratan adicciones. Según ha revelado la periodista, José Fernando continuará con su terapia en Sevilla.

José Fernando sufre un problema de conducta y el centro Hipócrates no puede atenderle. Ese es el motivo por el que el hijo de José Ortega Cano ha abandonado la clínica en la que ingresó hace dos semanas para iniciar una terapia que le ayudara a superar su adicción a la cocaína.
Según ha revelado Sandra Aladro en 'El programa de Ana Rosa', los especialistas han necesitado únicamente para darse cuenta de que el problema de José Fernando no podía tratarse en el centro ya que allí solo se tratan problemas de adicción y su problema de conducta hace prácticamente inviable solventar su dependencia. Por este motivo, José Fernando era recogido el pasado viernes por su padre y su hermana en el centro Hipócrates y le trasladaban a Sevilla, donde continuará con su tratamiento.
Ortega Cano ya habló hace tiempo de los problemas de conducta
Desde que José Fernando llegara a España mucho se ha hablado de los problemas de conducta del hijo mayor de Ortega Cano, que hace cinco meses reconocía en 'El programa de Ana Rosa' que cuando era pequeño Rocío y él había llevado a José Fernando a varias psicólogos. "Tenía cambios de personalidad repentinos. Rocío y yo lo llevamos a la López Ibor y a varios psicólogos. No le sacaban ningún estado anormal pero sí lo tiene."