Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mi hijo fue el que vio la silla de ruedas"

La noche del asesinato de Marta del Castillo, el padre de la joven golpeó en la ventana del vecino de Miguel Carcaño creyendo que era su casa, y al mostrarle la equivocación le mandaron dos ventanas más allá. Tan sólo unos minutos antes, el hijo de éstos había visto a Miguel con una silla de ruedas, pero no relacionaron ambos hechos hasta el día siguiente, cuando se lo comentarón al tío de Marta, que se quedó "blanco". Los vecinos declararán como testigos en el juicio a los mayores por el asesinato de la joven.