Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sospechosa de la explosión de Barcelona envió una carta a 'AR'

Las circunstancias que rodean la explosión que mató a tres personas y destruyó dos pisos en un bloque de viviendas en Barcelona, apuntan a que la explosión fue provocada. Los Mossos d’Esquadra buscan a Anna Moreno Pardillos, propietaria del inmueble donde se produjo la deflagración, como posible autora de la explosión, la cual podría encontrarse también entre las tres víctimas del suceso. La sospechosa se había comunicado con 'AR' para denunciar su situación.
Eran las 7.30 horas de la mañana y el piso 1º 3ª del número 139 de la Rambla Prim, en el barrio de la Verneda de Barcelona, acababa de explosionar. Los vecinos se veían obligados a confinarse en los pisos superiores del inmueble, mientras los bomberos procedían a recatarles por medio de escaleras mecánicas. En total eran evacuadas 37 personas con escaleras mecánicas desde el exterior del edificio. Otras tres fallecían.
“Podía haber sido mucho peor. No nos quitamos las imágenes de la cabeza”, contaba Salvador Mayosas, presidente de la Asociación de Vecinos.
En un principio se valoró la posibilidad de que los fallecidos fueran tres hermanos , vecinos de la propietaria del inmueble, pero uno de ellos fue localizado con vida fuera de su domicilio. Mientras tanto, Anna Moreno permanece desaparecida. Por ese motivo, la policía considera como "muy probable" que el tercer cuerpo pertenezca a esta mujer.
Las pruebas de ADN que se realizarán en las próximas horas, determinarán de manera definitiva esta sospecha.
Orden de desahucio
Anna Moreno tenía una orden de desahucio por impago que tenía que hacer efectiva de manera inminente. Días antes había enviado una carta al Programa de Ana Rosa, escrita a mano, encabezada con un ‘muy urgente’, y dirigida personalmente a la presentadora, en la que denunciaba la “situación de desamparo” a la que se sentía sometida. “El próximo día 20 de febrero voy a ser desahuciada por edicto, no es por falta de pago. Desde hace 12 años (1995) sufro mobbing inmobiliario. Han intentado desahuciarme en 5 ocasiones”, decía la carta.1
Esta denuncia no se publicó en el programa porque la afectada se negó a entregar la documentación requerida por ‘El Programa de Ana Rosa’. La propia redactora que se puso en contacto telefónicamente con Anna Moreno, relataba que la sospechosa de la explosión no paró de gritar y llorar en todo el transcurso de la llamada, mostrándose visiblemente perturbada.
La carta enviada a ‘El Programa de Ana Rosa’ no fue exclusiva. Así, el Periódico de Catalunya publicaba el pasado viernes en su sección de 'cartas al director', otra misiva enviada por Anna Moreno, en la que volvía a contar su situación. “Debí dejar que mi ex me matara a golpes, porque es peor el maltrato de la Administración que el que recibes de puertas para adentro”.
El pasado 20 de febrero, agentes judiciales se personaron en el piso de Anna M.P para proceder al desahucio, pero ésta no les abrió la puerta, como así lo relataba la propia protagonista: “El 20 de febrero vinieron del juzgado para echarme del piso, pero no les abrí la puerta. Me dijeron que volverían con las fuerzas de seguridad del Estado para echarme como si fuera una delincuente, pese a que los alquileres están pagados. Si nadie lo impide, vendrán el próximo lunes. Estoy desesperada. Este es un típico caso de mobbing inmobiliario. Que alguien intervenga para que no se produzca esta injusticia”, decía en la carta enviada a ‘El Periódico de Cataluña’.2
Estos precedentes apuntan a que la explosión podría haber sido provocada por Anna. Además, algunos vecinos relataron que habían visto como la mujer dejaba una nota enganchada en un árbol tras de salir de su casa con bolsas y maletas, minutos antes de la explosión.
Anna Moreno, ya había aparecido años antes en los medios de comunicación.  En 1995, concedía una entrevista en el programa de esta cadena “En directo contigo”, en la que denunciaba que al ser obesa mórbida nadie le contrataba. “Una persona obesa es como una persona que padece hemorroides”, decía entonces.
Problemas con los vecinos
Conflictiva, arisca, con ánimo de notoriedad y desequilibrada, varios vecinos han reconocido haberse enfrentado con Anna Moreno en alguna ocasión porque, entre otras conductas extrañas, había puesto aceite y sal en los pasillos del edificio para espantar a los espíritus. “Era una persona muy huraña. Pero nadie podría suponer, si ha sido ella la culpable, que llegara a ese extremo”, decía Salvador Mayosas.
El regreso de los afectados a sus viviendas aún no tiene fecha, aunque tal y como relataba el presidente de la Asociación de Vecinos “la estructura del edificio no está dañada”. Mientras tanto, continúan las labores de desescombro en el barrio obrero de la Verneda, cuyos vecinos difícilmente olvidarán la mañana del 17 de marzo.