Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asunta era una niña feliz, según los servicios sociales

Un año después de la adopción, los servicios sociales realizaron un nuevo seguimiento a Asunta Basterra y sus padres. Según el informe, la pequeña matenía un contacto excelente con sus padres y mostraba un gran afecto por sus  padrse, abuelos maternos y madrina. La pequeña se integró perfectamente a la guardería, se desarrollaba de forma adeucada, era muy sana y comía muy bien. "Se la observa más tranquila. Con un cambio importante en su aspecto físico. Es muy alegre, entendiendo todo y capta muy bien las órdenes de los adultos."