Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos testigos aseguran que vieron a Alfonso Basterra con su hija la tarde del crimen

Tres meses y medio después del asesinato, dos testigos sitúan a Alfonso Basterra con su hija la tarde del crimen. Según ha revelado en exclusiva Patricia Pardo, dos personas aseguran que Basterra y Asunta estaban en la calle República del Salvador, muy cerca de su casa, a las 18.18 h. de la tarde.

Una pareja que hacía sus compras por el centro de Santiago la tarde del 21 de septiembre asegura que vieron a Alfonso Basterra acompañado de su hija a las 18.18 h. en la calle República del Salvador, muy cerca del domicilio de Basterra. Según ha revelado Patricia Pardo, la versión de estos dos testigos desmontaría la versión de Basterra, que siempre ha mantenido que no salió de su casa la tarde del crimen.
'AR' habla en exclusiva con el hermano de Basterra
Horas después de que la Guardia Civil encontrara el portátil y el móvil de Basterra en un tercer registro de su domicilio, 'El programa de Ana Rosa' ha hablado en exclusiva con José María Basterra, el tío paterno de Asunta. "El juez, evidentemente, tenía cara de perro... Es que ya la Guardia Civil tiene que levantar la cabeza y ver una mesa de comedor y si no sabe de quién es ese ordenador, preguntar. Estuvo tres meses ahí. Eso no puede ser, hombre. ¿Acaso no has visto la cara de bobo que tenía Taín hoy? Estaban todos acojonados. ¡Qué error! ¡Qué fallo! Es fantástico ¿no? ¿Cuanto cuesta a los españoles esa búsqueda durante dos meses de ese ordenador? Y yo mordiéndome los...", ha dicho José María Basterra.
Según el hermano de Alfonso Basterra, que se trasladó a Santiago tras el asesinato de su sobrina, el ordenador portátil de su hermano siempre estuvo a la vista. "Al lado de la taza de café y encima de la mesa del comedor. Ni lo toqué, por supuesto", ha dicho José María Basterra, que no sabe nada sobre el teléfono de su hermano. "Mi hermano no era de móviles, era un gañán. Se dio de alta del whatsapp hace 4 ó 5 meses", ha dicho José María Basterra, que no cree que la Guardia Civil encuentre información comprometida en el portátil. "Estoy convencido de que absolutamente nada, tonterías de un hombre divorciado o soltero. Cosas de trabajo y poco más."
"El caso se está enturbiando"
José María Basterra asegura que se están comentiendo graves errores en la investigación del asesinato de su sobrina. "Empezó fantástico ¿no? Se está enturbiando un poco. Aranguren tiene que estar frotándose las manos. Yo creo en la justicia y en la Guardia Civil, lo que pasa es que hoy me han hecho dudar. Ya es el segundo gran fallo del caso. Es terrible. El primero es el del semen y la contaminación. Estamos acusando de asesinato a un apersona que probablemente no sea culpable."
"La casa era una especie de tanatorio"
Tras el asesinato de Asunta, José María Basterra se trasladó hasta Santiago. Allí acompañó a su hermano en todo momento y asegura que la situación fue muy dura. "Esa casa era una especie de segunto tanatorio donde toda la gente lloraba. Acababan de matar a su hija... ¿cómo no va a estar preocupado? Cuando llegas a la escena de supuestamente un crimen, en caliente, muy en caliente,m no te planteas eso. La naturaleza es sabia, te ata a la familia. Hay que tener una mente muy retorcida para plantearte, in situ, en muy pocas horas... Yo no lo soy... Mi hermano no tiene que confesarme nada. Absolutamente nada. ¡Dios me libre! Era un delirio, una pasada... Así estuvo conmigo también. La inocencia la sabremos cuando un jurado dicte sentencia. Yo hasta la fecha calladito, como llevo tres meses. ¿Crees que si yo lo supiese me iba a callar? No, yo no me callo", ha dicho José María que no llegó a ver a Rosario.
José María Basterra arremete contra el círculo de la pareja
En tono despectivo, José María Basterra se refiere a Rosario y Alfonso como la parejita y acusa al entorno de la pareja y a los profesores de no haber denunciado una situación de la que debían haber sido conscientes. "Esta parejita se movía en círculos, tú lo sabes... Desde adjudicaturas, psicólogos, psiquiatras... ¿no queda ni uno, eh? Esos son víctimas también. Evidentemente saben el día a día de esta pareja. Ahora que les juzgue Dios por no haber visto lo que cualquier persona en su sano juicio... y más si eres un profesional de la medicina o de la psiquiatría, tienes que verlo. Hablo del director de un colegio público, de amistades muy preparadas a todos los niveles que se reían de las gracias. ¿Nunca vieron nada? Esos tienen que pedir perdón. Tú sabes el protocolo de la educación actualmente. Te puedo asegurar que cuando un niño va fumado a clase, el primer gesto de la profesora es denunciarlo a director. Ya no te digo si la niña de 12 años vomita en clase."

La Guardia Civil someterá el portátil a un exahustivos análisis de huellas y ADN
Tras el hallazgo del portátil de Basterra en su domicilio durante el tercer registro. la Guardia Civil lo someterá a un exahustivo análisis de huellas y ADN para determinar quién tocó el ordenador además de su dueño. De no encontrarse ninguna huella, la Guardia Civil concluiría que el portátil habría sido limpiado y manipulado. Además, los investigadores solicitarán el registro de visitas y llamadas a Basterra en prisión para conocer el nombre de todos los que han mantenido contacto con él y demostrar que alguien movió y manipuló el portátil.
Porto se somete a un nuevo examen psiquiátrico
Dos semanas después de someterse a un primer examen psiquiátrico para dictaminar cuál es su estado mental, Rosario Porto se ha sometido hoy a un nuevo examen médico.