Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosario Porto cayó en la trampa que la policia le tendió con la bobina de cuerda naranja con la que ataron a Asunta

Durante su declaración ante el juez, Rosario Porto tuvo que cambiar de versión al conocer algunas pruebas. Tras sostener ante la policía que había dejado a su hija haciendo los deberes, al conocer que había sido grabada por varias cámaras de seguridad, tuvo que admitir ante el juez que se había llevado a la pequeña a la casa de Teo. Además, la madre de la menor cayó en la trampa que le tendió la policía que tras el primer registro de la finca, dejó la bobina de cuerda naranja con la que supuestamente se maniató a Asunta en el baño, el lugar en el que fue encontrada. Durante el segundo registro, Rosario Porto solicitó ir al aseo y un minuto después fue pillada 'con las manos en la masa' por los investigadores.