Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil ya sabe quién dejó el ordenador de Basterra en su casa

Dos semanas después de que los investigadores hallaran el ordenador de Basterra en su casa en un tercer registro, la Guardia Civil ya sabe quién dejó el ordenador en casa del padre de Asunta antes del tercer registro. Según ha revelado Cruz Morcillo, la Guardia Civil cuenta con varios testimonios que han permitido desvelar la identidad de esta persona.

La Guardia Civil ha esclarecido el misterio del portátil de Basterra. Según ha revelado Cruz Morcillo en 'El programa de Ana Rosa', los investigadores ya saben quién ha dejado el ordenador de Basterra en su domicilio, donde fue encontrado en el tercer registro y que era una pieza clave en el esclarecimiento del crimen.
Dos semanas después de la inesperada localización del portátil en el domicilio de Basterra, donde ya se habían practicado dos registros previos, la Guardia Civil tiene en su poder pruebas y testimonios que les han permitido conocer la identidad de la persona que depositó nuevamente el ordenador en la casa.
'La voz de Galicia' publica la declaración de Porto ante el juez el 27 de septiembre
El 27 de septiembre, cinco días después del asesinato de Asunta, Rosario Porto declara ante el juez y señala directamente a su marido como responsable de las sedaciones de la menor."Una noche que durmió Asunta en casa de su padre, al día siguiente, se levantó mareadísima y su padre, sin hablar conmigo se la llevó a un curso que estaba haciendo y las chicas estaban preocupadísimas porque decían que Asunta daba banzdazos, que era rarísmo como estaba la niña. Yo fui a mediodía, vi a la niña y le dije que se iba a dormir a la cama porque estaba mareadísima por algo. Él me dijo que solamente le había dado Aerius, que era lo mismo que tomaba él, o algo así. La niña se la llevó  su padre así y yo cuando llegué a mediodía, al verla así dije: 'De eso nada, la niña por la tarde se queda en casa."
En su declaración, pese a que el juez le revela que varios testigos han revelado que la niña aseguraba que sus padres la estaban engañando y que ella no era alérgica, Porto niega que ella le diera ningún tipo de sustancia y nuevamente señala a Alfonso Basterra. "Yo no le di nada. Esa noche no estuvo conmigo. Estaba mareadísima al día siguiente. Mareada de que la niña perdía... Sólo quería dormir y la dejé todo el día durmiendo. Pero, '¿mis padres me engañan?' Sería: '¿Mi padre me engaña?' Yo no le puedo dar nada porque yo no dormí con ella, la niña durmió con su padre."
Rosario Porto: "Asunta era la tía más sana del mundo"
En su declaración, Alfonso Basterra y Rosario Porto no se ponen de acuerdo respecto al origen de la alergia de su hija. Según Porto, la alergia le fue diagnosticada en verano. "Estuvo muy embotada de mocos y aprovechamos cuando la llevamos a poner la vacuna y Sabela, la doctora, dijo que eso se curaba con un spray. No. ¡Es que era una niña sanísima! ¿Cómo íbamos a hacer... ? Es que Asunta era la tía más sana del mundo", dice Rosario Rosario, que asegura nunca le habían hecho pruebas de alergia.
Por su parte, Alfonso sostuvo que la niña estaba siendo tratada desde hacía cuatro años y que le dieron los polvos blanco solamente una vez. "El spray que le recetó la doctora Sabela y los famosos polvos, que como la niña los asoció al mareo ese que tuvo tan fuerte decidimos, para su tranquilidad, no volver a dárselos. Sería un antihistamínico, digo yo. Eran unos polvos que se diluyen en agua y se tomaban. Nada más."
La ruptura con Alfonso
Durante su declaración, Rosario Porto le explica al juez como tuvo lugar la ruptura con Alfonso, que según su versión la amenaza en varias ocasiones. "Rompemos el 8 de enero. Cesamos la convivencia, lo que pasa es que yo me ausenté de casa porque me dio miedo esa noche y me fui con una amiga a un café. Estuve llamándole. Tenía mucho miedo, yo creía que a la niña no le iba a hacer nada. Le dio de cenar y la acostó. No le dijo nada... El cese de la convivencia fue por una infidelidad mía. Él la descubrió el día antes de Reyes y en lugar de preguntarme nada estuvo callado durante tres días. Reyes yo creo que fue un domingo. El domingo fue todo tan normal, el lunes también y el martes yo me ausenté por la mañana de casa por cosas de trabajo y luego fui a comer con unas amigas."
Pasados tres días, Alfonso Basterra estalló y se enfrentó a su mujer. "Él estaba como un energúmeno en casa diciéndome que estaba liada con mengano y que le había roto la vida. Incluso le dio una patada a la puerta y tengo un agujero en una puerta de mi casa. A mí me dio miedo, llamé a una amiga y me fui de casa", le dice Rosario al juez, al que también le manifiesta que al día siguiente regresó a su casa. "La casa era mía, de mi propiedad. Consigo que salga de casa. Voy con dos amigas y mi prima. Estuvimos en la calle y a mí me da mucha vergüenza que me hable a gritos y estaba aterrorizada. Conseguí que me diera las llaves y conseguí que saliera de la casa y me quedé con la niña", dice Rosario, que no entiende que durante tres días su exmarido estuviera recabando datos. "Si tú descubres que tu pareja ha sido infiel hablas con él pero no estás tres días como recabando pruebas para de repente soltarlo todo."
Tras la ruptura llegaron las amenazas. "No tengo más contacto que todas las amenazas de él, todas las cartas que me escribía amenazándome, diciéndome que le había desgraciado la vida, que no se lo merecía, que estaba con un túzaro, que no era hombre para mí. Me decía que mis secretos más íntimos los tenía él y que cualquier día los revelaría", explica Rosario, que retomó su relación con Alfonso después de una crisis de ansiedad. "Me daba de comer y de cenar... La condición de él para cuidarme fue que dejase a esa persona. Entonces, el 4 ó 5 de julio le dejé."
La versión de Alfonso sobre la ruptura difiere mucho de la de Rosario. "Esa misma noche yo me fui a General Pardiñas. Estaba nervioso... En los primeros días le mandé mails pero fui a una psicóloga porque entendí que esa situación no podía ser así y en marzo fui a una psicóloga, hasta mayo."
José María Basterra: "El móvil del caso no se va a saber nunca"
Tres meses y medio después del asesinato de Asunta Basterra, 'El programa de Ana Rosa' ha hablado en exclusiva con José María Basterra, hermano de Alfonso, que ha asegurado que el móvil del crimen nunca se descubrirá. "Ojalá se descubra la verdad. La verdad con mayúsculas evidentemente claro. Sea cuál sea. Yo no soy de esos familiares que... Yo descansaré el día que se sepa la verdad, pero yo sé que eso va a ser imposible. Cuando hablan del móvil del caso... lo siento pero eso no se va a saber nunca, por desgracia. Estoy convencido de ello. Eso es lo que me corrompe a mí. Nunca nos dejará tranquilos."