Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exmujer del parricida de Carabanchel: "Quiero que sufra, que llore y que siempre se acuerde de sus hijos"

Cuatro meses después del asesinato de su hijo pequeño y dos meses después de recibir las cartas desde prisión, la exmujer del parricida de Carabanchel ha roto su silencio. "Quiero que sufra, que llore y que siempre se acuerde de sus hijos", ha dicho la exmujer de Jorge Diego Canepa, que ha asegurado que su ex quería terminar con ella pero que como no pudo volcó todo su odio contra los niños.

La exmujer del parricida de Carabanchel ha roto su silencio y ha hablado por primera vez de las cartas que Jorge Diego Canepa le escribió desde prisión dos meses después de asesinar a su hijo pequeño y herir de gravedad al menor. "Pensé que era una broma de mal gusto. Tenía ganas de vomitar, tenía malas energías", ha explicado a 'El programa de Ana Rosa', que en un primer momento decide no leer la carta de su expareja.
Pasado un tiempo, la exmujer de Jorge Diego Canepa decide leer la carta. "Me pide perdón pero eso no va a ser nunca. No quiero saber nada de él ni de su familia. Él quiso hablar conmigo y con mi hijo y eso es lo que le molesta. Le molesta que no se haga lo que él quiere. Está obsesionado y va a seguir así", ha dicho la exmujer de Canepa, que ha asegurado que su hijo David no quiere tener relación con su padre. "Da igual que se cambie de cárcel porque no va a estar cerca de mi hijo, el psicólogo ha dicho que no y el niño no quiere verlo. De hecho el niño reniega de su apellido", ha explicado Verónica que ha revelado que en alguna ocasión ha pensado en ir a prisión para reprocharle su actitud. "He pensado en ir pero no a hablar pacíficamente sino a reprocharle lo que hizo y decirle la clase de persona y de basura que es. Yo le quiero preguntar por qué me hizo esto, por qué me quiso matar", ha dicho Verónica que define a su exmarido como una persona celosa, posesiva, antisocial, manipuladora, dominante, controladora.
La exmujer del parricida de Carabanchel cree que su exmarido está siguiendo una estrategia. "Quiere hacerse el bueno, quiere volver a empezar. Era lo que siempre hacía.  Me trataba mal, me insultaba... Luego me pedía perdón y yo le perdonaba. Yo no le creo ese perdón... Si estuviera mal no haría las cosas que hace.  No estaría pidiendo cosas materiales, estaría pensando en que tiene otro hijo y en que todo lo que ha dejado debería quedarse para su hijo. Sabe muy bien lo que ha hecho y sabe lo que está haciendo. No está loco... Están haciendo una estrategia para que pase menos años en la cárcel. Yo creo que debería estar en la cárcel estar toda su vida."
"Quería acabar conmigo, no con los niños"
Tras no recibir respuesta a la primera carta, Jorge Diego Canepa envía una nueva carta a su exmujer. "¿Cómo le voy a contestar al asesino de mi hijo? Él lo que quiere es que vaya o le escriba. Siempre me ha manipulado, al no responderle es como si le desobediese. En la segunda carta me reprochaba... Me entró coraje, rabia, odio...", ha dicho la exmujer del parricida de Carabanchel, que ha confirmado que el padre de sus hijos siempre ha estado obsesionado con un posible novio. "Siempre está obsesionado con que tengo otra persona. Siempre ha estado así. Mis compañeros de trabajo, mi jefe, sus amigos... todos eran mi novio."
Cuatro meses después del asesinato de su hijo menor, la exmujer de Canepa ha asegurado por primera vez que lo que pretendía su ex era asesinarla a ella. "Quería acabar conmigo, no con los niños. Me decía que fuera yo a por los niños. Está loco, está tarado, solo le interesan las cosas materiales. Actúa por venganza porque no terminó conmigo esa noche", ha revelado la exmujer de Canepa, que ha asegurado que recibió amenazas cuando se estaban separando. "Me dijo que si tuviera una pistola me pegaba tres tiros o que si tuviera un cuchillo me lo pondría en el cuello", ha dicho la exmujer de Canepa, que se ha mostrado muy dura con su éx. "No tiene derecho a nombrar a Lucas ni a escribir su nombre. Quiero que me deje tranquila, a mí y a mi hijo. David no quiere saber nada de él, que nos deje ser felices, que cada uno siga su camino. Quiero que sufra, que llore y que siempre se acuerde de sus hijos."