Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madre e hija, impasibles ante el veredicto

Tanto Triana como su madre Montserrat, escucharon impasibles como el portavoz del jurado informaba de que encontraban a ambas culpables del asesinato de Isabel Carrasco. Raquel Gago, sin embargo, se mostraba mucho más nerviosa que ellas a la espera del veredicto y se derrumbaba contra su abogado cuando escuchaba su culpabilidad por considerar el jurado que era conocedora del plan de las otras dos acusadas y que les prestó su ayuda. Madre e hija se enfrentan a 22 años de prisión, la policía local a 15.