Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Triana: "Yo sabía, por amigos, que la mano negra era la difunta presidenta"

Día importante en el juicio por el crimen de Isabel Carrasco. El padre de Triana ha declarado y ha acusado a los policías de Burgos. "Creo que fue una declaración guiada. Me comentaron que ella no se la entregó sino que la arrojó a un garaje pero que dijeron eso por temor a no llegar a un trato", ha dicho Pablo Martínez, que ha asegurado que Isabel Carrasco estaba perjudicando a su hija. "Vi muy mal a mi hija, yo no llamé al médico porque ya se encargaba su madre. No me contaba muchas cosas y yo pregunto lo justo pero sabía su vida de pe a pa. Sabía que le tenían algo de inquina porque estaba perjudicando a mi hija y yo lo sabía. Le hizo mucho daño pero yo no quería entrar en detalles. Yo no intento apaciguar. Yo sé que hay una mano negra que impide que sea nombrada concejal. Intuía que era alguien del partido, quizás la difunda presidenta."