Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Triana: "Siento haber dejado el bolso en el coche de Raquel. Pensaba volver a cogerlo"

Raquel Gago no tuvo nada que ver en el crimen de Isabel Carrasco. Eso es lo que sostienen Montserrat González y Triana Martínez durante el juicio por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León . "Siento haber dejado el bolso en el coche de Raquel. Pensaba volver a recogerlo", ha dicho Triana, mientras que su madre sostiene que no necesitaba la ayuda de Raquel para ejecutar el crimen.

Su madre le había confesado que quería matar a Isabel Carrasco y le había pedido que le buscara armas para hacerlo. Así lo ha confirmado Triana Martínez durante su declaración, en la que también ha afirmado que ella le dijo que no lo hiciera.
Respecto a la implicación de Raquel Gago, Triana ha asegurado que su madre no le dio el bolso con el arma sino que lo encontró en un garaje y que ella lo recogió. Tras recogerlo, lo dejó en el coche de Raquel Gago,de la que ha afirmado que solo eran amigas y que el día del crimen tomaron un té durante una media hora y que quedaron después, sobre las 20.00 h. Sin embargo, se encontraron antes. Justo después del crimen. Ahí le dejó el arma sin que ella lo supiera. "Siento haber dejado el bolso. Pensaba volver a recoger. Iba a volver al momento, no tenía intención de meterla en ningún lío."
También Montserrat González ha exculpado a Raquel Gago. "Le pregunté qué había hecho con el arma y me dijo que se la había dado a una persona y no me da nombres. Me dijo que era una policía y que no podía. Raquel Gago no ha tenido nada que ver. No la necesitaba, ni a ella ni a mi hija", ha dicho Montserrat González ante el juez.
Montserrat exculpa a su hija
Montserrat González se ha hecho totalmente responsable del asesinato de Isabel Carrasco. Hasta en siete ocasiones, Montserrat González exculpa a su hija. Justifica las búsquedas en el ordenador, la mantiene al margen de la compra del arma y de la vigilancia de Isabel Carrasco. "No la necesitaba para nada", ha dicho Montserrat, que ha asegurado que su hija le dijo que no hiciera nada. Además, asegura que Triana no sabía que iba a asesinar ese día a Isabel Carrasco.
En su declaración, Triana ha asegurado que solo supo de las intenciones de su madre en el momento del crimen. "Me llamó y me dijo que me fuera para el coche. Me dijo que la estaba viendo y que hoy terminaba todo. Le dije que no hiciera una tontería", ha dicho Triana, que niega que su madre le entregara el bolso. "No me dijo que me iba a dar el revólver. Cuando crucé Lucas de Tui vi que tiraba el bolso."
Triana lo estaba pasando muy mal por culpa de Isabel Carrasco
Dos años antes de comenzar a preparar el crimen, comenzaron los problemas de Triana Martínez con Isabel Carrasco. La autora material del crimen ha recordado muy emocionada la situación de su hija. "Estaba muy mal. Perdió 25 kilos y estaba mal. Sentí miedo. Una amiga suya se tiró al tren y no quería que a mi hija le pasara lo mismo", ha relatado al juez Montserrat González, que ha confesado cómo planificó y cómo ejecutó el crimen.
Respecto a su situación emocional, Triana ha asegurado en sede judicial que la situación con Isabel Carrasco le afectaba mucho. Según ha relatado sufrió una fuerte depresión y llegó a perder hasta 25 kilos. Debido a estos problemas, Triana acudió a su médico de cabecera y empezó a recibir tratamiento. Sin embargo, no acudió a un especialista para no sentir que los problemas eran mayores.