Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'El Cuco': "Si quieren saber dónde está el cuerpo de Marta, pregúntenselo a Miguel"

De la declaración de 'El Cuco' se esperaba que diera algún detalle sobre el paradero del cuerpo de Marta del Castillo, pero ni eso: "Si yo supiera dónde está el cuerpo, lo habría dicho hace tiempo", han sido sus palabras. Entre titubeos, dudas, y falta de memoria, 'El Cuco' se ha situado lejos del piso de León XIII, donde se produjo el asesinato, la noche del 24 de enero de 2009, argumentando que estaba de botellón con otros amigos que podrían servir de testigos.

La quinta sesión del juicio a los mayores por el asesinato y desaparición de Marta del Castillo ha estado marcada por la declaración en calidad de testigo de 'El Cuco', juzgado por un tribunal de menores cuya sentencia le ha absuelto de violación y asesinato y la ha impuesto el delito de encubrimiento.
La declaración de 'El Cuco' ha estado marcada por los titubeos, las contradicciones, las dudas y la falta de memoria. La mayor esperanza estaba puesta en que diera algún detalle sobre el paradero del cuerpo de la joven, pero de nuevo ha negado saberlo: "Si yo lo supiera, ya lo habría dicho hace tiempo. Si lo quieren saber, pregúnteselo a él", ha dicho, señalando a Miguel.
El relato de 'El Cuco' le sitúa alejado del lugar del asesinato la noche del 24 de enero del 2009, el piso de León XIII: "Aquella noche no estuve allí".
Ha reconocido que conocía a Marta desde hace menos de un año, y que se la presentó Miguel. Recuerda que quedó con ella el día 24 para ir a recogerla a su casa para ir juntos a ver al Cristo, pero que cuando fue a casa de Marta le dijeron que ya se había ido con Miguel. Según su versión, a las 17.30 ella le llamó para que fuera a la Plaza, donde se encontraron con otros amigos. A Marta se le ocurrió la idea de ir a Triana, pero como 'El Cuco' iba en bici, se marchó al polideportivo San Pablo sobre las 19.00 h. donde hizo botellón con otros amigos, que podrían servir de testigo.
Horas más tarde, envío un mensaje a Marta en el que ponía "Llámame, no tengo saldo" a las 21.15 h. para avisarles de que no fueran porque ya estaban terminando el botellón. Asegura también que no recibió ninguna llamada de Miguel en torno a las 21.30 h.
El relato de los hechos así contado se contradice la declaración que hizo el 15 febrero de 2009 ante el grupo de menores de la policía nacional, en la que reconoció absolutamente todo: que acudió con Samuel al piso de León XIII, donde vio un bulto cubierto en el suelo y que el hermano de Miguel, Francisco Javier, le amenazó si decía algo, y por eso colaboró a deshacerse del cuerpo.
'El Cuco' no se ha achantado ante la lectura de esa declaración y ha asegurado que todo lo que se ha leído no es verdad y que lo dijo porque le presionó la policía: "Declaré eso por miedo. Tenía miedo de que detuvieran a mi madre y por eso declare eso, y porque pensaba que habían encontrado pruebas en el coche".
A varias preguntas de los magistrados, 'El Cuco' se ha excusado en su falta de memoria y a los efectos del alcohol, textualmente, "la mona" que llevaba. Cuando empezó a pasársele la borrachera, sobre las 00.00 h. cuando se encontró con su padre por la calle y le dijo que se fuera a casa.
Por último, tal y como declararon Miguel y María, dos de los imputados, 'El Cuco' habría estado en León XIII al día siguiente de la desaparición para recoger unos discos. Sin embargo, 'El Cuco' no ha logrado esclarecer este punto, ya que, aunque sí reconoce recoger los discos acompañado de Samuel, no recuerda el día.