Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se suicida después de matar a su familia

Un hombre apuñala a su mujer y a sus dos hijos y después se suicida en Adeje (Tenerife). Los vecinos no habían notado comportamiento extraño alguno en la familia e incluso consideraban al presunto asesino un padre cariñoso.
En un chalet adosado, con la fachada pintada de color rosa, se ha producido un suceso más propio de una novela negra. Pascuale, un italiano de 49 años, se suicidó el viernes. Los vecinos oyeron un golpe fuerte y seco, acudieron al lugar del que procedía y descubrieron el cuerpo de Pascuale, que se había tirado por la ventana. Previamente, había intentado cortarse las venas pero, al no morir, decidió lanzarse al vacío. Una vez descubierto el primer cadáver, la policía se dirigió a la casa para iniciar la investigación y, ya dentro, hallaron otros tres cuerpos, cuidadosamente cubiertos con una manta.
Se trataba de los hijos del italiano, de cuatro y siete años, y de su mujer, Sophia Ivonne, una belga de 44 años. Los niños eran hijos únicamente de Pascuale, no de Sophia; no se entiende, por tanto, que el padre de familia haya incluido en la masacre a sus hijos, si bien la mujer se comportaba con ellos como una auténtica madre.1
De ahí la extrañeza de los vecinos ante el suceso acontecido en lo que consideraban una familia normal. Incluso, algunos aseguran que Pascuale era un hombre muy cariñoso con sus hijos y no constan denuncias de malos tratos.
Dada la situación ¿qué pudo provocar el suceso? Nacho Abad apunta la posibilidad de una depresión del presunto asesino. Sin embargo, las causas que llevaron a Pascuale a matar a su familia aún son objeto de investigación policial.