Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una testigo del caso Diana Quer: "Tres chicos me dijeron 'morena, ven aquí"

'El programa de Ana Rosa' entrevista a Sharleny, un testigo protegido clave en la investigación de la desaparación de Diana Quer. Es la primera vez que habla para un medio de comunicación. Sharleny revela que tres chicos jóvenes le dijeron "morena, ven aquí", la misma expresión que Diana Quer envió asustada en un mensaje de móvil a un amigo de Madrid. Además, Sharleny denunció que fue agredida por uno de esos chicos.

Sharleny tuvo un altercado con unos chicos la misma noche en la que desaparició Diana Quer. Ha sido una testigo clave en el caso, hasta el punto de que ha testificado en más de 10 ocasiones ante los investigadores y ha sido declarada testigo protegida del caso.
'En el programa de Ana Rosa' explica un incidente que le sucedió con tres jóvenes extranjeros. "Intentaron pegarme y me dijeron también 'morena ven aquí". Exactamente la misma expresión que Diana escribió asustada en un mensaje a un amigo de Madrid. El móvil de Sharleny cayó al suelo durante la agresión y se rompió la pantalla. La Guardia Civil lo inmovilizó como prueba del caso. "Me dijeron que lo guardara por si podía tener alguna huella importante".
Sharleny conoció a Diana en A Pobra unos días antes, en el sitio donde fue vista por última vez. "Es un sitio pequeño, la vi los tres días de la fiesta. Comentó que se marchaba para casa, que estaba aburrida", dice. Esa noche, Sharleny llevaba una ropa parecida a la que vestía Diana: un pantalón corto con un body y sandalias.
La agresión sucedió entre las las 2 y las 3 de la madrugada, presuntamente horas más tarde de la desaparición de Diana. Sobre sus agresores, Sharleny ha comentado en 'El programa de Ana Rosa' que "eran tres chicos de distintas nacionalidades, aunque solo hablaron dos" y ha recordado con detalle a forma en que ellos iban vestidos. "Uno de ellos quería algo conmigo y quería saber si tenía novio. Intentó agarrarme, yo le pegué, él intentó pegarme y allí fue cuando pasó todo y se rompió el móvil", afirma.
Tras la decisión del juez de archivar el caso y abrir el secreto de sumario, hasta el momento hay una serie de incógnitas como la ropa que llevaba, pero también certezas como que si acudió a las fiestas del pueblo y la última vez que la vieron sus amigos. Y una sola prueba que está en manos de la Policía, el móvil de la joven y varios mensajes de whatsapp.