Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El segundo violador del Eixample insiste en que está totalmente rehabilitado

El segundo violador del Eixample vuelve a sentarse en el banquillo de acusados, esta vez acusado de masturbarse delante de una joven. Antes de que comience el juicio, una redactora de 'El programa de Ana Rosa' ha podido hablar con él, que ha asegurado que es inocente.
Alejandro Martínez Singul, más conocido como el segundo violador del Eixample, vuelve a enfrentarse a un juez, pero, esta vez, él reitera su inocencia. Este hombre, que cumplió 16 de años de prisión por violaciones y agresiones sexuales a menores, se enfrenta ahora a los cargos por exhibicionismo y haberse masturbado ante una joven.
Supuestamente, el 29 de mayo de 2008, sobre las siete y media de la tarde, Martínez Singul se puso a masturbarse ante una joven en un vagón de un tren de cercanías. Cuando esta chica se dió cuenta, llamó a los Mossos d'Esquadra e intentó retenerlo para que lo detuviesen. Sin embargo, el exhibicionista logró escapar.
El segundo violador del Eixample, que también pasó un año de prisión una prisión francesa por un caso de exhibicionismo, asegura que tiene una coartada para esa tarde. Él insiste en que no estaba en el tren y que esa tarde la pasó con su ex novia. También apunta a que la víctima no le reconoció del todo, por lo que confía en ser exculpado.
Martínez Singul había reconocido en otras ocasiones que necesitaba ayuda porque no era capaz de controlarse. Ahora su discurso ha cambiado. Dice que está plenamente rehabilitado, que va al psicólogo y que quiere rehacer su vida como camero y fuera de Cataluña, según ha revelado a una redactora de 'El programa de Ana Rosa'. También insiste en que ahora siente ternura cada vez que ve a una niña.
La Fiscalía pide que se le condene a 11 meses y 21 días de prisión por un delito de abuso sexual con la agravante de reincidencia.