Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stefan se quedó sin foto de Iniesta sin saber que el día le deparaba un final feliz

Stefan es francés pero de la selección española. Vive en Ré, tiene 25 años y su historia en Los Manolos nos comió el corazón a todos. Ataviado con los colores que La Roja vistió en una Copa Confederaciones que no ganamos y parapetado tras un cartel casero se plantó delante de nuestras cámaras con un único objetivo: contarle al mundo que quería su foto con Iniesta. El único gran problema que tenía es que nadie le había invitado a la fiesta de de la Selección. No tenía entradas y ya le habían dicho por activa y por pasiva que no podía entrar. Pero, estos milagros pasan cuando está la Selección de por medio. Por esos azares de la vida, Stefan y su cartel pudieron entrar en el entrenamiento a puertas abiertas y... sí, la historia tiene final feliz.