Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Islandia da la sorpresa de la Eurocopa tras empatar a la Portugal de Cristiano (1-1)

Un trabajo bien hecho. La selección islandesa hizo lo que tenía que hacer para anular a Portugal y lograr así puntuar en su primera aparición en una Eurocopa. Cristiano y sus compañeros lo intentaron todo pero se desesperaron ante el muro nórdico. Empate justo entre unos que jugaron mejor y otros que fueron más eficaces.

Salía Islandia sin miedo y antes de los tres minutos firmaba la primera ocasión de Sigurdsson en un derechazo que tuvo que repeler por Rui Patricio. Pero la sorpresa no se quedó en esa acción.
El equipo vikingo dominó a Portugal en el primer cuarto de hora con un juego sencillo y directo que siempre buscaba la portería rival.
Se sacudieron la presión los lusos que avisaban con su primera ocasión clara obra de Vieirinha desde fuera del área. La posesión y la territorialidad ya eran portugueses que, por dos veces, estuvieron a punto de anotar.
La primera con una jugada de Cristiano que se la puso en la cabeza a Nani para que Halldórsson la sacara con el pie. La segunda, el propio Cristiano que de otro testarazo la mandaba a la izquierda de la portería nórdica.
El juego ya era un monólogo de ataque del equipo luso y todas las ocasiones se producían en el mismo área. El gol no llegaba pero estaba a punto.
Fue tras la primera media hora de juego cuando Nani recibía en posición franca un balón de André Goméz para batir desde dentro del área y por debajo de las piernas al portero islandés.

No se conformaba Portugal con el 1-0, máxime cuando Islandia no creo peligro ni con tres córners seguidos, la que se le suponía su mejor arma. Pero de ahí al final no lograron más que dos acercamientos de Danilo y André Gomes. Choque cómodo para Cristiano y los suyos que enfilaban el túnel de vestuarios.
Nada hacía presagiar lo ocurriría al inicio del segundo tiempo. Apenas pasados los primeros cinco minutos Saevarsson colgaba un balón sobre la portería portuguesa. Allí esperaba Bjarnason, completamente solo por un error de marcaje de Vierinha, y solo la tenía que empujar para hacer el empate y anotar el primer gol islandés en la historia de la Eurocopa.

A Portugal no le quedaba otra que apretar a su rival. De nuevo se hacían con la posesión y jugaban en campo contrario pero sin ideas de cara a la portería contraria. Cristiano se desesperaba solo arriba sin recibir balones de calidad.
Se movía el banquillo portugués buscando profundidad con Renato Sanches y sobre todo con Quaresma para formar tripleta de ataque con Cristiano y Nani. Restaba cuarto de hora de partido y los lusos se volcaban sobre la portería islandesa. Disparos de Cuaresma, faltas de Cristiano y cabezazos de Pepe no eran suficientes para tumbar el muro nórdico muy bien plantado en defensa en la recta final del partido.

Antes de la conclusión Cristiano la tuvo de cabeza y el delantero islandés Finnbogason con la zurda pero en ambos casos los porteros estuvieron acertados y evitaron la derrota de su equipo. Portugal empata un partido en el que batió su récord de ocasiones de gol en el torneo (23) pero no esperaba encontrarse con una selección tan eficaz con la debutante nórdica.