Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un jugador y un joven que graba experiencias extremas, los nuevos casos de Pablo

Un jugador compulsivo con serios trastornos de personalidad y un joven que ha convertido el riesgo en su modo de vida serán los personajes que interpretarán, respectivamente, Carlos Santos y Nacho Aldeguer en la doble entrega de “Frágiles” que Telecinco ofrecerá mañana a partir de las 22:30 horas.

En el primer capítulo titulado "El mentiroso",  el caso de Alejandro (Carlos Santos), un jugador profesional con una extraña dolencia que aparece y desaparece, supondrá un nuevo desafío para Pablo. Teresa, por su parte, decide reincorporarse al trabajo pese a las advertencias de Pablo, lo que supondrá una dolorosa vuelta a su pasado.
Además, Dolores no es capaz de quitarse de encima el susto tras el accidente de coche de Lola y Nacho. Luchando contra sus principios y su amor y respeto hacia su hija, toma una firme determinación: la relación entre Lola y Nacho debe acabar. En su recién estrenada convivencia con el fisioterapeuta, Pilar pone todo de su parte, pero nadie dijo que fuese fácil. A pesar del cariño que se tienen, Pablo y Pilar empezarán a hacerse mucho daño.
En la segunda entrega, titulada "El jackass", Pablo ayuda a Miguel (Nacho Aldeguer), un joven extrovertido famoso por su página web en la que cuelga vídeos en los que realiza experiencias extremas, a decidir si su forma de vida merece la pena. Por su parte, Teresa, hundida al haber fracasado en su intento por recuperar su antigua vida, se reencuentra con José. A pesar de la desconfianza de Teresa, su ex marido no dudará en brindarle su ayuda.
Además, Lola, que ha sufrido un shock tras enterarse de que su madre le ha mentido y su padre está vivo, sufre un peligroso retroceso en su rehabilitación. La cuenta atrás comienza para Pablo si pretende impedir el paso de Lola por el quirófano. Mientras, la convivencia entre Pilar y el fisioterapeuta se complica cada vez más.