Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La historia se repite...

Cuando Pablo supo que su mujer estaba tomando medidas anticonceptivas sin comunicárselo se confesó con Pilar. Entre copas, cada vez estaban más cerca hasta que llegó el beso. En pleno momento de pasión, Ana regresó a casa y, a través de la ventana, vio a su marido y a su hermana. 17 meses después, la situación se repite. Tras una comida, Pilar y Pablo disfrutaban de la sobremesa y el beso también llegó. Sin embargo, esta vez, Pablo no se dejó llevar.