Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Barcelona Alusport derrota a Inter Movistar en un partido de altura en el Palau (5-3)

Un cóctel tan explosivo como juntar en la Pista Azul al mejor ataque frente a la mejor defensa, a los dos únicos invictos hasta el momento en Primera División solo podía dar como resultado un partido-espectáculo disputado hasta el final con una extrema intensidad. Nadie dio su brazo a torcer, tanto Barça como Inter pelearon con sus armas para llevarse el encuentro, que acabó cayendo del lado azulgrana.

Fue el conjunto local quien protagonizó para bien de los miles de aficionados que abarrotaron el Palau las primeras ocasiones. Pudo verse que Lin está en un momento de forma envidiable y con confianza. El Inter quiso proponer sobre el parquet su retahíla de ocasiones aunque tuvo que ver cómo Saad, que completó un preciso partido tanto en ataque como en defensa puso el 1-0 en el luminoso y pudo ser mayor la ventaja si Lozano hubiese transformado un penalti, que paró con buen criterio Jesús Herrero. Antes, Ortiz había igualado el partido batiendo a Sedano desde fuera del área.

El equipo verde hilaba buenas jugadas y así avanzó, aunque con la oposición de su adversario, hacia el segundo gol tras mostrar su fuerza y encontrar la manera de sobrepasar la defensa azulgrana. Bateria permitió que el Inter se marchara al descanso con ventaja con un gol en el 18’

El equipo de Marc Carmona consiguió el empate a los cuatro minutos de la reanudación con un tanto de Igor en una preciosa jugada individual. El partido siguió jugándose con ritmo, con una pelea constante en cada centímetro cuadrado, con ocasiones en ambas porterías y goles. Fue Aicardo quien puso por delante a los culés, volviendo a aparecer como en la pasada jornada ante el Jaén para partificar de forma activa en los resultados positivos de su equipo. Claro que, Rivillos –no es casualidad que sea el tercer máximo goleador de Primera con 15 goles- puso el 3-3 en el marcador.

Fue en el 36’ cuando el FC Barcelona rompió el encuentro. Primero Saad con un zurdazo impresionante, que traspasó la línea y después Wilde pusieron el 5-3 y obligaron al Inter a jugar con Ricardinho como portero-jugador. Los verdes lo intentaron pero no pudieron sacar en los minutos finales provecho de la superioridad numérica. El FC Barcelona acaba con la condición de invicto del Inter y recorta su desventaja a cinco puntos, además de conseguir la segunda plaza en solitario.