Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara: “El no ver, indirectamente te puede ayudar a sentir la música de otra manera"

Sara nació a los seis meses, y estuvo en una incubadora al parecer bastante novedosas, pero le pusieron demasiado oxígeno y se tejió delante de la retina una especie de fibra que le prohíbe ver. A ella nunca le ha gustado dar pena, y cree que hay gente que no encaja el ser diferente, “porque no saben ver más allá, son más ciegos que yo misma”. Su madre está de lo más orgullosa al ver cómo su hija se ha buscado siempre la vida.