Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aída la lía: "No podéis darme lecciones, sólo me las da Dios y la madre que me ha parido"

Milá ha apuntado al centro de la diana con cada una de sus escasas alusiones a la ex GH 5. Su primer comentario, directo al centro neurálgico de los remordimientos: "Te vas a ir ahora hacia Guadalix, a cenar con ellos, ¿estás preparada para un desplante?". Aída, digna y recién salida de peluquería y maquillaje (más delgada que en su última aparición televisiva), afirmaba con la cabeza y aseguraba que "sí, aunque dolía mucho".
¿Personaje o personalidad?
Fresita daba otra estocada: "¿Tú te crees que te has portada bien? Me dabas miedo fuera, si demostraras que para ti todo no es hablar mal de la gente, que no es todo por pasta, por la tele... sería diferente". Aída respondía con bala: "Quizás tu has hecho cosas mucho peores que no se ven en cámara".
Amor, una de los tres transexuales de GH, también aportada su visión de la polémica concursante. "Ni me caes mal ni bien, pero te has creado un personaje que te ha podido. Además has dicho algo odioso como que la gente que te quiere es la inteligente y la demás, mediocre". Milá tenía aportación a la fiesta cuando ella comenzaba una respuesta eterna: "¡Anda, deja de chupar cámara!".
Hipocresía y champagne
Aída, que aseguraba estar muy agradecida a GH porque le ha descubierto la comunicación, "algo que amo, mirar a una cámara y mostrar lo que soy", repartía más leña nada más llegar a la casa. Pensaba que nadie le iba a saludar y cuando comenzaron a hacerlo, soltó la bomba, botella de champagne en mano: "¿Me dais dos besos después de todo lo que habéis dicho? ¡Viva la hipocresía! ¿Brindamos todos o qué?".