Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almudena hace llorar a Palomares

La cartagenera ha vuelto a sacar el genio que le viene de su tierra. Durante su estancia en el programa ha 'cargado' contra todos: contra Liz, Ana, Nani, Loli, Gisela y ahora se ha enfadado con Palomares quien, como ya hemos visto, se pone a llorar en seguida porque no le gusta discutir con nadie.
Todo ha sido por la prueba semanal. Los concursantes se preparaban para realizar la competición diaria de canto con el juego 'Lips' de la XBOX-360 y escogieron al azar un tema en inglés, 'Make me wonder' de Maroon Five. Todos debían cantar la misma canción compitiendo entre sí y el ganador (que en este caso fue Julito) se llevó una consola de regalo. Cuando llegó el turno de Palomares, Almudena no se cortó un pelo y empezó a criticar duramente la forma de cantar de su compañero:
Almudena: "Es que hay que seguir las normas y no se puede cantar la, la, la"
Palomares: "Pues si no sé canat en inglés qué quieres que haga".
Almudena: "Palomares, es que tú no estás cantando, estás tarareando. Tú verás, lo está viendo toda España'
Palomares: "Mira, Almudena, cuando cantes tú ya veremos".
Almudena: "Lo que pasa es que atí te sabe mal que te digan la verdad. Ahora hablaremos tú yo".
Los demás concursantes intentaron calmar a la murciana, pero no hubo manera. Cuando dejó de cantar 'Chiqui' le dijo a Palomares que "no podía tomerse las cosas tan mal' y , el manchego, siempre tan sensible a las discusiones, se agazapó en el sofá con las gafas puestas y un gesto como si quisiera evitar que la gente notara que se había puesto a llorar. ¿Se sentiría ridiculizado?.
Julito dedica el premio a su hermano
Julito, el ganador de la XBOX-360 que 'Gran Hermano' reparte a diario durante toda esta semana, se algegró mucho de haber conseguido el premio y quiso dedicárselo a su hermano. En el confesionario, el canario se emocinó muchísimo y también se puso a llorar hablando se su hermano a quien, asegura, le encantan las videoconsolas. "", dijo Julito, demostrando una vez más que es un chico muy sensible y no "un chulo como piensa mucha gente de Tenerife". Se la voy a regalar en cuanto le vea