Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almudena se sincera

"Mi madre también es pequeñita, aunque es más alta que yo. Mi padre es muy alto y mi hermana mide uno ocheta y tantos. Somos como la noche y el día". Así relataba Almudena que su estatura, 1'29 cm, se debe a una cuestión genética: "me falta la hormona del crecimiento".
La murciana charlaba en la cama con Loli, a la que contaba que ha rechazado tratamientos como 'el estiramiento de huesos': "yo paso".
La falta de esa hormona no le ha impedido llevar una vida corriente: "yo llevo coche, con los pedales adaptados pero un coche normal. Trabajo de cajera igual que los demás... Yo creo que es cuestión de educación. Yo soy independiente pero no me he podido irme de casa de mis padres por falta de dinero."
Almudena asegura que ha entrado en la casa de Gran Hermano para demostrar a la gente que es "diferente como yo" que no hay por qué tener complejos: " hay gente que se encierra en su casa".
Loli se ha preocupado por las vivencias de su compañera en el colegio. Pero la cartagenera afirma que "nunca me he sentido discriminada, aunque hay críos y críos pero siempre he sido muy sociable".
En la actualidad, Almudena dice estar conociendo a un chico que es muy alto:". "mis novios son todos muy altos, mi ex era altísimo 1'87 cm