Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo y Siscu se mofan de la dieta de Saray

Lo que le faltaba. Al excesivo y, cuando menos, absurdo debate en torno a su figura, hay que añadir que conforme ha decidido ponerse a plan y , sus compañeros se han puesto a reírse de ella. aplicarse a tope en la prueba semanal de hacer ejercicio
El primero fue Siscu. Dijo: "Como Saray se come toda la mayonesa, tiene que estar una hora corriendo". Un comentario que ofendió a Saray: "Tocarme el chichi!. Me estáis tangando". Pero al que Arturo le puso la puntilla: "Hay que dejarla porque está con la regla. Está ovulando la cabrona. Cualquiera la aguanta preñada a ésta".
Siscu ha llegado ya a un nivel de ensañamiento con Saray. Cada vez que la concursante gallega hace mención a algo de comer, cosa que ocurre habitualmente, él lleva el asunto en los mismos términos al terreno sexual.
Saray, al 'puching ball'
Otro de los ejercicios que realizó Saray fue golpear con los guantes de boxeo. Se imaginó que el 'puching' era Nagore, aunque Siscu le recomendó que lo hiciera pensando en Gonzalo, quien agrediera verbalmente a su madre.
Las palabras de Saray, impagables: "mientras mi madre está en la casa tú lo estás viendo desde fuera. ¿Quién eres? ¿Has sido concursante?"
Y otro que se llevó buenos golpes fue Gerardo: "Para la Gerarda como decía Laura, ladilla cojonera y bocachancla que ha sacado de quicio a la Saray más ordinaria".
Acoso sexual de Gerardo
Porque lo de Gerardo, más que cortejo, es casi denunciable. Su acoso sexual es constante. Si se pone a hacer abdominales: "Esto lo hago por ti. Para nuestra hora sin cámaras". Si va al jacuzzi, la invita a entrar. Si no dice nada, Gerardo le cuenta que seguro que le gusta mucho el sexo por sus "gestos y risas".
Pilar, a su bola
Y mientras se meten con su hija, Pilar no parece precisamente salir en su defensa. El día de los Inocentes se lo pasó cantando y emitiendo sentencias que, esta vez sí, pueden servir de ayuda a su hija: "La belleza está en los ojos del que mira".