Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo discute con Rebeca hasta hacerla llorar una hora y media

"¡Vete a cagar!", ésta ha sido la respuesta de Rebeca a las acusaciones de Arturo de no completar bien la prueba. Claro, que se lo ha dicho en el confesionario. Delante de él se ha limitado a llorar. Una hora y media, nada menos. Demasiado tiempo para Arturo, quien también en el confesionario ha dudado de la veracidad de esas lágrimas. Piensa que Rebeca ha estado esperando un momento así para consumar su traición. . Un cambio de actitud del que ya se habían percatado esta semana
Todo viene de una discusión sobre avatares de la prueba del 'Atraco Perfecto' en la que la dueña de Rosita ha llamado "machista", "egoísta" y "dominante" a Arturo. Gerardo veía la pelea desde el sótano de la casa espía y le ha dicho a Ángel: "No debe estar muy a gusto que digamos". Es lo que se llama un concursante audaz.
Arturo  criticó a Rebeca por ir muy despacio: "¿No dices que quieres un macho?, si al final eres tú la marimacho". Laura, desde la Casa Espía, vio que Rebeca no daba la talla en la prueba. Sin embargo, Rebeca contestó: "Me has puesto nerviosa porque eres un tío dominante. Si tenemos todo el tiempo del mundo...". Y Arturo: "Una cosa es que vayas lento y otra que no te muevas, menos mal qeu has estudiado empresariales que va de números, llegas a haber estudiado Derecho".
Todo arde si le aplicas la chispa adecuada
En el momento de mayores gritos, Rebeca ha estallado: " Esos caracteres que tenéis no sabéis ni hablar, decís de unos y otros y sois todos iguales", y la ha liado bien ¿cómo que todos?, se han preguntado sus compañeros. Hans ha sido el primero en hablar: "Rebe, no hables en plural que es muy desagradable". Arturo, entonces, ha intentado abrazarla y se ha desgañitado: "¡A mí no me toques!".
Después se ha quejado Indhira: "Está fuera de contexto en una prueba con un cacharro que es un machista y un dominante. No sé de dónde lo has sacado". Arturo entonces ha sacado a flote sus sospechas: "Ya tienes una excusa para nominarme". La acusada, ha gemido luego: "Lo que te importa es tu imagen, te has puesto a la altura de Nagore".
"Que la den por el mismísimo..."
La situación tiene una muy difícil vuelta atrás. Arturo ha dicho en el confesionario que no la aguanta más:
"Que la den por el mismísimo que yo no la quiero ni ver. A mi hace tiempo que no me impresionan sus lágrimas, así, a hacer el papelón de soy supersensible. Ha aprovechado para soltar que soy machista. . Y ya está, amiga, ha llegado el día. ¿Quién se deja una lágrima hasta aquí ¿una hora y pico? Yo me lo estaba esperando