Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo, expulsado de Gran Hermano

Arturo e Indhira han protagonizado un durísimo enfrentamiento a la hora de comer, que ha terminado con el 'delfín' arrojando un vaso de vino sobre el plato de su compañera de concurso. Poco después le dedicó tremendas palabras. Gesto o gestos que le han valido a Arturo la expulsión de la casa.
Poco antes de las 20:00 horas el Súper ha reunido a todos los concursantes de Gran Hermano para darles la noticia. "La organización de Gran Hermano ha decidido expulsar a Arturo". Después, cada concursante ha podido despedirse de su compañero.
El Súper, además, ha anunciado a Indhira que puede continuar en la casa y que en breve recibirá la visita de una nueva pareja. Ella ha decidido aceptar el reto del programa. Así, las votaciones para salvar se manteinen intactas, falta de conocer la nueva pareja de Indhira
El delfín de Guadalix había protagonizado poco antes junto a Indhira una dura bronca unas horas antes, durante la comida. "¡Que te den por el culo. Me das asco. Estoy hasta los cojones" le había llegado a espetar Arturo a Indhira. Él ha llegado a arrojar un vaso de vino sobre la comida de ella, lo que ha precipitado su salida forzada de la casa.
Arturo inicia un acercamiento con Melania antes de su marcha
Visiblemente afectado por lo ocurrido, Arturo se desahogaba con el resto de compañeros. Inma y Melania le cedían un hombro donde llorar y el delfín de Irún lo recibía de muy buen grado, especialmente el de la morena, que comenzaba  a hacer manitas con el delfín de Irún.
Arturo se dejaba querer y no desaprovechaba la oportunidad que le brindaba su compañera que no pareba de hacer manitas con su compañero tumbados en el sofá y sonreía pícara ante la posibilidad de que Indhira apareciera en ese momento. "Cómo venga y me vea (Indhira), se va a liar", le decía maliciosa mientras masajea su mano con mucho cariño.
Entre mimos y carantoñas, Melania dejaba caer sus mensajes. "A partir de ahora quiero que me des abrazos cada mintuto", le confesaba a un Arturo que no tardó en responder positivamente a sus ataques. "Tranquila, tengo amor para dar y regalar", respondía un Arturo que hace más cierto si cabe el dicho de que el que no corre vuela.