Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arturo tiene que reducir a un Siscu fuera de sí que estaba rompiendo vasos

La organización de Gran Hermano se ha visto obligada a advertir a Siscu de que se controle cuando beba, según ha explicado él y ha quedado plasmado el Minutado 24 horas. En la última fiesta sufrió un arrebato de ira en el que rompió vasos y hasta su petaca de sonido a la que se conectan los micrófonos.
A Gerardo lo que más le molestó es que quedasen cristales rotos por el suelo tras su acción. Hasta Laura le ha hecho saber que se pasó: "la liaste parda porque tiraste vasos y destapaste varias veces a Pilar que se quería ir a dormir". Arturo, según ha dicho él, tuvo que reducirle "a hostias".
Carol estaba más preocupada aún, pero por la imagen que ha dado la casa de Guadalix: "Si se ven esa imágenes, se van a pensar que nos dan bebida por un tubo. Nadie se va a creer que una persona se pone así por beberse tres copas, aunque sí fuera así". En este sentido, a Arturo lo que le preocupaba es que se le viese agarrando por detrás a otro hombre con los calzoncillos medio bajados.
¿Otra expulsión disciplinaria?
El problema más grave es que su berrinche puede costarle la expulsión. Así se lo estaban planteando Tatiana y Saray. La rusa está preocupada: "yo nunca le había visto así". Pero recuerda que esto ya pasó cuando le expulsaron la primera vez: "empezó a tirar vasos sin parar".
Además, Siscu ha tenido que ver cómo en el confesionario le llamaban la atención por tirarse tantos eructos. Un comportamiento que ha eclipsado a la peor versión de Laura o de Arturo, hasta su llegada los reyes de lo soez. Gerardo, de hecho, ya le advirtió que se pasaba en sus expresiones fisiológicas. Algo que a Siscu, sencillamente, no le importa: "A mí, meda igual lo que tú me digas, sólo me importa lo que diga Pepa". Pero sobre este asunto también ha hablado Tatiana en su estilo directo habitual: "son unos cerdos y unos machistas. Siscu nada en la mierda y se la pela".