Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carol le pone las cosas difíciles a Arturo

Parece que Arturo no cumple los requisitos necesarios para convertirse en el 'chico' de Carol. La joven busca una pareja con la que poder hablar de todo, inteligente, seria... y ni las necesidades sexuales, existentes en todo ser humano, podrían ser uno de sus puntos débil. "Llevo tres meses sin acostarme con nadie, ni cuando salí de la casa por primera vez", confesaba la joven ante las atentas miradas de sus compañeras.
Después de escuchar , la mujer que ha convertido a Indhira en un manojo de nervios a punto de perder la cabeza, no entendemos el juego que está practicando la 'repescada' por la audiencia. Durante su primera etapa en el juego se convirtió en el 'caprichito' de Arturo, motivo por el que la malagueña estuvo a punto de abandonar el concurso. Pero la audiencia quiso darle un respiro a la 'sufridora' expulsando a la tercera en disputa, alivio que poco le duró a la pobre Indhira tras la repesca del concurso. las últimas confesiones de Carol
Aunque para que ella no sufriera, el concursante ha tardado poco en reconocer que "la que realmente le gusta es Carol y no Indhira". El concursante, que parece tener cierta obsesión con el sexo, no pudo resistirse al cuerpo mojado de su compañera, abalanzándose sobre Carol y pegándole un pellizco en el culo. El tonteo entre los dos concursantes había vuelto a Guadalix de la Sierra, y todo hacía presagiar que el 'rollito' entre ambos estaba más cerca que nunca. Arturo le había prometido a Indhira que no tendría nada con Carol
Pero cuando creíamos que todo estaba a punto de caramelo para ver una nueva pareja dentro de Guadalix, Carol ha querido sorprendernos con estas declaraciones: "Llevo tres meses sin follar, ni cuando salí de la casa mantuve relaciones sexuales. No pienso estar con un tío bueno sólo por su condición de tío bueno, por supuesto". Parece que a Arturo se le están complicando las cosas, y que su víctima no va a resultar una presa tan fácil como lo fue la malagueña.