Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina, Gerardo y Carol, sustitutos de Gonzalo, Ángela y Lis, entran en la 'Casa Espía'

La novedad más deseada trasla gala histórica de Gran Hermano con cuatro expulsiones era conocer a los nuevos. Ya están dentro de la 'Casa Espía' metidos en el juego de averiguar quién será expulsado. El recibimiento por parte de Ángel y Laura no ha podido ser mejor.
La precipitada salida de AngelaGonzalo y Lis, en la ha servido para que Carolina, Carol y Gerardo entren en la Casa Espía. que ya echa en falta a Saray, habitante desde la gala de la Casa 11. noche histórica de Gran Hermano  
Los nuevos han entrado en la casa principal y, mientras los demás nominaban estrenando el nuevo sistema de votos que compromete sus estrategias, se han dado un paseo, han disfrutado de los lujos y comodidades que ofrece este espacio para, rápidamente, pasar por el pasadizo a la otra casa y encontrarse con Ángel y Laura.
Carolina , madrileña de origen guineano, vive en Alcobendas. Se considera "atrevida, divertida y ochentera". Y lo lleva claro, porque odia que la critiquen. Tiene una hija y lo que más le gusta es irse de compras: "Me gustan las cosas pitucas y finas, con nombre y apellido italiano".
Gerardo , de Majadaonda, Madrid, es empresario taurino. Ni más ni menos que el apoderado de Pablo Lechuga, diestro madrileño que el año pasado cortó una oreja en Las Ventas a los pocos días de debutar en el coso madrileño. El concursante destaca que le gusta mucho ligar, adora las mujeres y disfruta conquistándolas. Hasta ha escrito un libro sobre el particular. También juega al póker y, como si de una partida se tratara, entra en Gran Hermano: "es lo que busco en GH11, ganar. Gano y me llevo la pasta".
Carol es de Castro Urdiales, pero vive en San Sebastián. Es vendedora de coches y apasionada de las traineras, sobre todo La Marinera, el equipo de Castro. También le gusta ir de compras, pero lo que más, los pinchos de la ciudad de la Playa de La Concha y el Monte Urgul: "Me encantan todos, me cogería uno de cada plato".
Tradición de sustitutos
Desde la primera edición de este reality, la dirección del concurso se ha tenido que enfrentar a los abandonos voluntarios de los participantes. En 2000, Silvia Casado, Nacho Rodríguez, Jorge Berrocal y Mónica Ruiz dejaron la casa que entonces se encontraba en Soto del Real. Las causas fueron dispares: amor, problemas familiares y cierta información comprometida difundida en el exterior fueron las causas esgrimidas para salir. Una dinámica muy distinta a la de Lis, que todavía , y la de Gonzalo, apartado del juego por sus arrebatos agresivos. se niega a explicar por qué se ha ido
Motivos diversos
La , en cualquier caso, es parecida a la de Carlos Navarro. Este catalán fue expulsado en 2001 por una pelea que tuvo con la novia que se echó en la casa, Fayna Bethancourt, en la que la dirección entendió que se había excedido (agarró la cabeza de la chica y la 'golpeó' contra el colchón de la cama). Pero no fue hasta el año pasado, GH10, cuando se volvió a repetir una salida disciplinaria cuando Ana Toro, que fue 'resucitada', desveló lo que ocurría en el exterior de la casa a los concursantes. Algo que le había sido expresamente prohibido. situación del argentino
Sin embargo, en las sucesivas ediciones, los abandonos se fueron produciendo prácticamente todos los años: Oscar Muela de GH3 dejó el concurso para acompañar a su familia durante la muerte de su abuelo, María Montilla de GH4 se fue a los cuatro días porque entendió que no encajaba en la casa; GH6 tuvo nada menos que tres salidas, la controvertida del futbolista Ángel Díaz, quien fue acusado en diversos foros de entrar para  figurar-y-salir, la fugaz de Mercedes García, que duró cuatro horas en la casa porque se encontró con su ex novio, Salva Martí, y Sandra Crespo, que no aguantó la presión. Igual que Beatriz Gómez, en GH7.
Y para polémico, GH9. Las hermanas Franco, Maite y Rebeca, se conocieron en el concurso, una repudió a la otra y ambas terminaron saliendo prematuramente. Y David Corsin, agobiado por el acoso de Paula Pérez, al principio, y la reacción de ésta cuando se besó con Amor Romeira, transexual.