Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confesiones íntimas sobre estilismos femeninos en 'Gran Hermano 11'

Saray y Laura, roces y confesiones íntimas.TELECINCO.ES
Desde su primera edición, GH ha sido un espejo de la sociedad, en todos los sentidos. En esta edición, las concursantes de Guadalix se han convertido en espejo público de un cambio social tan extendido como íntimo. Indhira, Saray, Laura, Carolina y Ángela hablan abiertamente de la moda que les gusta imponer en sus ‘partes nobles’. Moda, estilo, nueva sexualidad... Y ningún pudor para hablar abiertamente de gustos y parecidos. Entérate de la moda púbica que manda en Gran Hermano y recuerda que, como siempre, será un reflejo de lo que también manda en la calle.
En pocas ediciones de Gran Hermano los usuarios han podido saber tanto sobre aspectos íntimos de los concursantes. No se trata sólo de los confines de la relación sexual de Arturo e Indhira, ni de la incontinencia gaseosa de varios concursantes, las chicas de Guadalix han ido confesando una a una en qué estado se encuentra y con qué gusto ornamentan su monte de Venus.
No se sabe quién tiró la primera piedra. Pudo ser Arturo al jurar poniendo a Dios por testigo que en la vagina de Indhira no había un solo pelo. El caso es que Gran Hermano 11 bien merece un relicario de formas de entender los estilismos más íntimos de las concursantes. Hay modas para todos los gustos y en esta edición las chicas no tienen pelos en la lengua, valga la redundante expresión.
Arturo le recomendó a Indhira, tras cuestionar ésta que él se haya dejado perilla circunstancialmente, que cogiera la Philips y se hiciera "un corazoncito en el toto". Carolina les reprochó que estaban cenando y que no eran horas para habar de tales temas, aunque lejos del mantel, también a ella le gusta dar detalles sobre el estado de su vagina. Al mismo Arturo le explicó: "Tengo 35 años, pero el coño de 40, como un parking con plazas numeradas".
Carol, la eterna enemiga de Indhira, confesó que un vestido de Nagore le dejaba "pelusillas amarillentas" en sus partes. Melanie no dijo nada, pero su amiga Tatiana habló por ella. En un momento en que Arturo miraba algo, le reprochó que le mirase la vagina porque se le marcaba. Y sobre la de Ángela habló Laura, su mujer. Arturo le preguntó que si no le gustaba el pescado, qué hacía con "la almeja" de Ángela, y ella replicó: "Esa no me da asco, me la como con mucho gusto". No en vano, ha anunciado que cuando salga: "voy a comprarle tapones para los oídos a los vecinos porque voy a gritar como una descosida".
Confesiones entre Saray y Laura
La concursante gallega y la de Elche, que se frotan mucho aunque su madre, Pilarica, ha explicado en 'El Programa de Ana Rosa' que es porque su hija es amiga de provocar, además de roces han compartido intimidades: "Yo soy 'rasu' total". Y Laura: "Pues yo lo tengo muy muy cerrado. Hay que abrir la compuerta pasa saber lo que hay dentro".