Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gema vuelve a los brazos de Carlos... y a los labios de Mercedes

La semana anterior Carlos y Gema se despedían a lágrima viva. El destino quiso que en la misma noche en la que el soldador era expulsado su mujer entrara en la casa como posible repesca junto a Eva y Ana Toro.

Finalmente ha sido la concursante granadina la seleccionada para continuar en la casa. Las tres candidatas a continuar en GH10 se disfrazaron de 'reinas magas' enmascaradas, de modo que era imposible que sus compañeros las reconocieran. La organización les pidió que eligieran a una de ellas, y sin saber muy bien qué estaban haciendo, rescataron a Ana.
Pero volvamos a Carlos y a Gema que, al juntarse después de estar tanto tiempo separados, no reprimieron el impulso de abrazarse y comerse a besos. "Tienes un marido maravilloso"  le dijo Mercedes a la reina de Oriente. "Eso no hace falta que me lo digas tú", le respondió ella.
Un beso a Mercedes Milá
Tan cariñosa estaba Gema que, ni corta ni perezosa, se animó a darle un beso en los morros a la mismísima Mercedes Milá. "Con Matías no tuviste problemas...", propuso pícara. "A Matías le doy un beso en la boca y dónde quiera, pero a ti no", respondió la presentadora.
Sin embargo, tras el tira de afloja fue la propia Gema la que se cortó: "Venga, un beso, pero sin lengua". Y, acto seguido, la Milá le plantó un morreo que la dejó sin habla.
"¡Tiene tantas ganas de darle besos a Carlos que me lo ha dado a mí", exclamó Mila, y añadió aludiendo a su marido: "debes de tener una ganas de coger a Carlos y dejarle seco como la mojama... Carlitos, tomate un Colacao esta noche...".