Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gerardo: "Voy a seguir liándome con las dos"

Gerardo sigue conviviendo en Guadalix con la misma filosofía de siempre: pasárselo bien, pasárselo bien, pasárselo bien. Después de haberse besado con dos de las bellezas de la casa, primero Saray y luego Carol, la rubia y la morena, e incluso de haber declarado que empezaba a tener sentimientos por la última, el concursante no hace ascos a nada. "Yo voy a seguir liándome con las dos porque me divierto y te aseguro que si algunade ellas se mete en mi cama no me supone ningún problema", le ha dicho entre risas a Ángel.
De Saray"le gusta su personalidad y eso le pone muy cachondo" y de Carol "su tremendo físico". "A mí Saray me pone a 100 y Carol me pone a 1000 por hora". Sea como sea, su amigo Ángel ha querido aconsejarle para que nadie se aproveche de él utilizándole para permanecer dentro de la casa y también le ha dicho que no entiende por qué se pone celoso de Arturo si él mismo sigue insistiendo en que sólo es un tonteo. "A ver, si ella está tonteando conmigo, me cuenta que el otro no le gusta, y luego se pone a tontear con él pues es un sin sentido todo".
Arturo cree que en realidad Carol está loquita por él
Arturo, que no deja de perseguir a Carol por toda la casa para ver si puede 'pillar algo', tiene su propia teoría de lo que está ocurriendo dentro de la casa. "Yo creo que Carol está luchando contra sus sentimientos porque en realidad está frita"; a lo que Saray le ha contestado muy sabiamente que "deje al mono la pandereta y a Carol en paz".