Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gisela aclara las cosas con Iván

Iván no entiende la actitud de Gisela. Se posiciona claramente a favor de Liz y la defiende. No cree que la dominicana llamara gorda a la canaria. Es más, lanza su dardo más lejos, para él la única culpable del distanciamiento de Gisela respecto a su grupo es Loli, "El verdadero cáncer de la casa". El santanderino durante su conversación recibe además unas palabas que le dejan algo desconcertado... Gisela le llama "egoista".
Parecía que las cosas iban a terminar bien entre la pareja. Las posturas se iban acercando tras las muchas conversaciones que habían tenido ambos con otros habitantes de la casa.  Gisela había aclarado las cosas con Liz  y de ahí surgió la preocupación a la canaria. "No quiero que esto afecte a la convivencia. Hablaré con Iván porque a mi no me gustan los grupitos ni los malos rollos ni nada..."
Dicho y hecho, la dulce Gisela eligió la habitación del jacuzzi para ponerse frente a frente ante el modelo. Buscaba recuperar su confianza y si el santaderino accedía... su amistad. Eso sí, comenzar... no comenzó muy bien ese acercamiento.
Gisela: Estaba hablando con Loli... y le he dicho que qué pena estar así con Iván porque todo el mundo tiene sus defectos y sus virtudes. Habrá podido tener alguna vez sus cosas egoistas pero...
Iván: ¿Yo egoista? La que más habla es la más egoista. ¿Pero qué me estás contando de Loli? Si ese es el verdadero cáncer de esta casa. Y vosotras ahora sois sus subalternas. Yo soy una persona que tengo mucho temperamento y no me apetecía descargarlo contigo. Yo vivo y dejo vivir aquí dentro.