Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indhira: "De un momento a otro la casa va a explotar de nuevo, lo advierto"

El primer sorprendido de todos ha sido Hans. El habitante de la 'Casa Espía' que, por la gracia de Pilarica, consiguió saltar hasta la 'Casa 11', no da crédito a lo que ve cada día. Pese a estar puesto en antecedentes por sus labores de voyeur durante los primeros quince días de concurso, cree que existe un problema de convivencia que les supera a todos.
"Aquí todos acaban a gritos, sobre todo Nagore y Tatiana. Llegan a un nivel muy alto en muy poco tiempo y sin motivo. Si me pone a gritar porque hago algo no voy a dejar de hacerlo porque me grite".
Y no sólo es eso. La convivencia se va minando día a día con detalles como el reparto de alimentos. Según Hans: "todo esto de pesar la comida para repartirla me da vergüenza".
Este ambiente es una exageración
Detalles a los que el madrileño no le encuentra explicación coherente: "Para mí el ambiente es un misterio, como no han pasado cosas tan gordas, esto es una exageración no sé por qué nadie se pone a decir pasamos página. En el otro lado no tuvimos un mal rollo así, sólo la última noche y no sé qué más".
'La señora de la casa'
No obstante, el tiempo no pasa en balde y la mayor culpable de esta situación, a juzgar por los comentarios vertidos en el confesionario, Nagore, ya tiene mote. Para Indhira es 'La señora de la casa'.
"Resulta que alguien se cree aquí la señora de la casa. Nagore coge y tiene unos detalles que no la aguanto. Tiene doble personalidad. Igual habla contigo súper dulce, y lo mismo coge que está que no sé por dónde viene... Manda de todo. La señora dispone. Antes estaba Siscu hablando ahí de algo y le ha dicho: ¡calla!".
Rebeca también se queja de que la vasca se mete en exceso en las tareas domésticas. Ha relatado una situación que así lo ejemplifica: "Toscano ha ido a la tostadora, ha metido un pan con la mantequilla untada, y puede que así no se deba hacer, que hay que meter el pan solo, pero lo ha hecho y ya está. Y la otra le ha gritado. Y eso no me gusta, porque se pueden decir las cosas de otra manera ¿Qué modales son esos?".
Indhira ya tiene un diagnóstico para esta situación: "De un momento a otro la casa va a explotar de nuevo, lo advierto. A la mínima están saltando". A lo que Arturo ha dicho sobre Nagore "Igual pilla esta noche   ¡Es lo que hay, VIP GUAY!