Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indhira: "Yo en ningún momento le he pedido matrimonio, ni le he pedido nada en esa casa para que me trate de esa manera"

Arturo e Indhira se vuelven a ver las caras, esta vez Mercedes Milá pide a la ex 'gran hermana' que se defienda ante Arturo, ahora tiene su oportunidad, le tiene delante y le puede decir todo lo que piensa. La ex pareja se muestra fría, distante y sin mirarse a la cara, Indhira sólo quiere dejarle claro a Arturo que en ningún momento le ha pedido matrimonio, ni le ha pedido nada en esa casa.
De estas palabras se puede deducir que la joven no quiere que vuelva a ver más enfrentamientos aunque sabe que lo tendrá complicado.
Desde que se reencontraran Indhira y Arturo en la casa parecía que  todo volvía a su cauce, seis días idílicos, en los cuales la pareja disfrutó de lo lindo, olvidando incluso el pasado, hasta que los celos de Indhira y el carácter de Arturo volvían a juntarse.
La 'gran hermana' se pronunciaba en el plató de Gran Hermano con cara melancólica : "Ya he hablado suficiente, lo único que le pido que deje de sacar las cosas de contexto porque yo en ningún momento le he pedido matrimonio, ni le he pedido nada en esa casa para que me trate de esa manera".
Mientras Mercedes Milá muy directa le pregunta a Arturo que por qué es incapaz de mirarla a la cara cuando Indhira le está haciendo el reproche. Arturo muy frío, sin torcer ni una parte de su rostro contesta, "es que no la quiero mirar. Estoy harto de ella". Pero según la presentadora parece que el delfín de Guadalix no puede con la situación porque ella le da miedo, no puede controlarse delante de Indhira.
Seis días idílicos y uno horrible dentro de la casa
"¿Qué te dijeron para que tú te pusieras tan nervioso?", le pregunta Mercedes para que no pudiera controlar la situación el día que le arrojó el vaso de 'kalimocho' en el plato de Indhira.
"No intentes convencerme de que la gente influye sobre mí en mis decisiones respecto a Indhira porque no es así. Yo tengo muy claro que con esta mujer yo no puedo vivir, otra persona igual puede con ella, yo no", sentencia Arturo. Quiere dejar claro en el plató de 'Gran Hermano' que ya no les une nada y que no quiere estar a su lado.
Aunque Indhira sigue pensando que algo pasó en la casa de Guadalix, ya que su comportamiento cambió radicalmente con ella, "Ayer me molesté en buscar la entrevista de cuando él salió de la casa, mis compañeros de la casa me están diciendo unas cosas y en ese momento yo creo que sí que estaba influenciado".