Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indhira: "No me quiero volver a enamorar"

Apenas una semana dentro de la casa de 'Gran Hermano' ha servido para limar asperezas entre la pareja más pasional de las que han pasado por el reality. Arturo e Indhira parecen haber firmado la paz y los roces y los mimos han vuelto a ser protagonistas de su relación. Tal ha sido el acercamiento, que la andaluza teme volver a sucumbir a los encantos del vasco.
El confesionario de 'Gran Hermano' vuelve a convertirse en refugio de una llorosa Indhira, que pese a los duros enfrentamientos que ha protagonizado con Arturo, no ha podido evitar un nuevo acercamiento al que fuera su compañero de cama.
Lejos de todos aquellos que han opinado sobre su relación, la pareja se deja llevar por sus sentimiento y acurrucados en la cama derrochan caricias, mimos y arrumacos. La andaluza vuelve a ser la misma de aquellos comienzos en la casa de 'GH 11' y se lanza a los brazos de su ex amante.
"Quítate las gafas", le dice con sonrisa pícara mientras él se deja querer y recibe con agrado los abrazos de la andaluza, que muy traviesa le lanza la pelota al vasco. "Anda, bien te gustaría a ti complacerme, que lo he notado esta mañana... Yo no soy él que no quiere beber porque no se resiste a tus encantos", le dice Indhira mientas aprovecha para acariciar a un Arturo semidesnudo en la cama.
"No quiero volver a enamorarme"
Sin embargo y aunque se deja llevar por la pasión cada vez que le tiene cerca, Indhira da marcha atrás cuando acude al confesionario. Recordando los malos momentos vividos en su primera etapa con Arturo, la andaluza reflexiona y olvida lo que dice su corazón.
Entre lágrimas y consciente de que podría volver a dejarse llevar y retomar la relación con Arturo, Indhira explota y no puede aguantarlo. "No quiero volver a enamorarme", dice la andaluza, que no puede reprimir la pasión que siente por su ex amante.