Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laura: "Dani es inmejorable y no supimos entenderlo..."

Dani 'El sucio' y Marusky, concursantes de la octava edición de Gran Hermano, se reencontraron en la casa de Guadalix dispuestos a solventar sus diferencias e intentar ganar el concurso. En el plató Laura tuvo que defender a su marido de las acusaciones de homófobo y racista tras visionar algunos vídeos en los que Dani mostraba su lado más histriónico.
Laura y Dani Rubio se conocieron en la octava edición de Gran Hermano y entre ellos surgió el amor a pesar del carácter intratable que este último mostró durante todo el transcurso del programa. La cosa terminó en matrimonio y a Laura le tocó el ingrato papel de tener que defender a su marido en el platódespués de ver algunos vídeos donde se repasaba su trayectoria en la casa.
Tuvo que escuchar todo un rosario de perlas salidas de la boca de su pareja, tales como "yo para echar un polvo, como si es muda", "mi comida favorita es ella de rodillas y yo sentado", "los homosexuales son unos tarados", etc, aunque como cierre dejó una frase que según Laura es la clave para interpretar toda su actuación: "No me creo todo lo que digo." 
Mercedes Milá le preguntó directamente a Laura si Dani era tan brutal como se mostraba en los vídeos o era un personaje que Dani se había inventado para concursar. Laura contestó que Dani era brutal, pero en el buen sentido, una persona inmejorable. "Sí, hay una parte de él que es como vimos, pero ese tipo de comentarios no tienen nada que ver con lo que piensa realmente. En nuestro círculo de gente hay personas de todos los colores, de todo tipo de opciones sexuales. Aunque tenemos círculos independientes, somos una pareja en la que él tiene su vida y yo la mía. Él tiene un sentido del humor muy extremo que el resto de concursantes no supimos ver."
Laura añadió que tal vez el resto de concursantes no supieron leer entre líneas, pero que ella se dio cuenta a los pocos días de que un ser tan excesivo no podía ser real, y que todo respodía a una estrategia que Dani había establecido como concursante. "No quiero excusarle, quiero que tengamos la opción de ver cómo era de verdad. Hubo gente que se creyó a pies juntillas que Dani era ese tipo que vimos ahí dentro. Yo a los pocos días me di cuenta que todo era mentira, sin necesidad de que nadie me lo contara."
Enfrentamiento con Nicki.
Sin embargo las explicaciones de Laura no convencieron del todo a Amor que indicó que "tu novio estaba mal de la cabeza, y habría que mandarlo a un especialista." En ese momento Laura continuó con su argumentación, hecho que irritó a Nicki, visiblemente molesto con los comentarios homófobos de Dani, y la interrumpió con un exhabrupto: "¡Chica, llevas diez minutos hablando, cállate ya!"