Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lee íntegra la carta que Carla le escribió a Iván

Carla, la seguidora de Iván que en la noche del viernes consiguió emocionarnos a todos con su historia personal, va a estar con nosotros dentro de muy poco. Incondicional de 'El Gato Encerrado' y una de las creadoras de la plataforna ivanista, contará con un blog en telecinco.es, 'Cuando Carla encontró a Iván', donde podremos conocerla más a fondo. De momento, aquí tenéis la carta que le escribió a Iván, una carta donde el valor y las ganas de vivir están presentes en todas y cada una de sus frases.
"Eran días sombríos para mí. Una terrible enfermedad echaba un pulso a muerte conmigo. No tenía ganas de luchar. Mis ganas se había  quedado en el camino, entre quirófanos y tubos, entre pruebas y desolación a mi alrededor.
Mis compañeras de habitación se morían y mi amigo Pepe también lo hizo, y sin avisar. ¿Cuándo me tocará a mí? Me decía constantemente.
No quería morir. Mi hijo, a sus 26, años me necesita mucho . Tiene que terminar de encauzar su vida. ¿Y mi marido? ¿Qué haría ese trasto sin mí, ahora que nos hemos vuelto a casar, después de 27 años de nuestro primer matrimonio?
Intentaba salir del bucle. Ponía música de relajación donde se oyera el trinar de los pájaros y el agua corretear en un riachuelo. También se oía el sonido de las olas que yo imaginaba de mi mar, el mediterráneo. Y así, con velitas de aroma puestas por toda la estancia y a media luz, intentaba volar a lugares hermosos y no pensar en nada. Pero al poco rato caía de la nube y volvía a mi triste realidad.
Pero encendí el televisor y te vi. Me cautivó tu mirada por lo limpia y por lo triste. Decidí fijarme un poco más... Y entonces descubrí tu alma. Un alma noble y pura que no sabe de rencores, que no conoce la malicia y un corazón enorme lleno de ganas de vivir, de exprimir cada instante que la vida te permitiera .
Me quedé obnubilada. Me enamoraste. Te he llegado a querer casi como a un hijo. (Porque mi hijo tiene mucho en común contigo, muchísimo).
Y te vi limpio y transparente, mostrándote sin  pudor, con tus defectos y virtudes, con esas ganas locas que tienes de que la gente te comprenda. Te he visto defenderte de indecentes hienas que te odiaban, porque ellas jamás podrán apagar tu luz. Como tú dices, tienen mala sombra.
Te he visto querer, tener cariño a la gente, y recibir puñaladas por todos los lado. Te he visto perdonar y no guardar rencor. Te he visto sobrevolando los lodos putrefactos en los que se convirtió la casa de Guadalix, sin ensuciarte un  ápice.... Porque tú estabas por encima de toda la ruindad y la mezquindad que te rodeaban. Te he visto confiar en quien no debías e ignorar lo que se cocía a tus espaldas. Te he visto reír y disfrutar de cualquier momento.
He pasado noches escuchando tus charlas, contemplando tus juegos con tu 'nuestra' cría. Te he visto al lado de un poste sin alma a quien tu creías tu amigo. Y he llorado, y he reído, y he sufrido y me he emocionado contigo... Hemos usado la estrategia y la cabeza para hacerte ganador. Pues tú no sabías jugar, te movías por el corazón e ignorabas lo que se cocía a tu alrededor. Y he olvidado mis males, que no está en mi mano sanar, para emprender una lucha sin cuartel por ti, Iván Madrazo, la nobleza hecha persona. Y he reunido a casi 1600 personas, ivanistas, en el blog de 'El Gato Encerrado' y, juntos, hemos jugado por ti.
Sólo te llevarás una amistad de corazón de tu aventura, Iván; y ésta será Almudena, tu cría. No confíes en nadie más, mi pirata, porque nadie más te quiere . NADIE. Pero aquí, en la calle, en todas partes de España, tienes a miles y miles de personas que te comprendemos, que te queremos y que te defenderemos siempre.
Y eso es mérito tuyo y sólo tuyo. Porque con tu personalidad y tu conducta, con tu inocencia y tu enorme corazón de pirata bonachón, te has ganado el cariño y el respeto de tantísima gente que ningún otro concursante de las 10 ediciones de GH ha conseguido jamás".