Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marusky llora recordando "lo mal que lo pasó"

Parece que Maruski acaba darse cuenta de dónde  y sobre todo con quién ha entrado (Daniel Rubio, con el que mantuvo no pocas broncas). "Lo pasé tan mal cuando estuve aquí que es como el recuerdo y me entra ansiedad", decía llorando en pleno ataque de ansiedad. María José, mientras, trataba de animarla, aconsejándola que disfrutara de la casa y de la experiencia y que tratara de morderse la lengua en lugar de discutir. 
La angustia de Maruski choca con la alegria de Almudena. La 'Chiqui' no puede estar más contenta, no sólo porque acababa de llegar su amigo de edición Orlando, sino  también porque va a compartir GH con "el de la pajarita". "Yo te pedí que que vinieras lo pedí por escrito, de regalo de Reyes", le decía a un perplejo Dani, feliz como una perdiz..Posteriormente, en el confesionario, Almu explicaba que quería que viniera  "porque era muy ****  en su edición. Yo pienso que hay que meterle unas pilas bien puestas (indicando muy gráficamente con los dedos por dónde pensaba metérselas). Necesita una chica como yo".
Mucho menos entusiasta es la postura de Ainhoa, que espera de todo corazón que Dani Rubio no saque a relucir su lado más "sucio": " Si vienen con buena intencion no hay problema, porque todos vamos con buena intencion y no vamos a pisar a nadie. Otra cosa es que vengan con ganas de guerra..." advertía en el confesionario.
"¿Quiénes son estos?"
También hay que decir que buena parte de los concursantes no tienen ni pajolera idea de quiénes eran los nuevos inquilinos. Nico piensa tratarlos como invitados: "La casa es nuestra", sentenciaba sin miedo a ser oído por los aludidos.
Pepe , tampoco está muy emocionado, ya que dos nuevas parejas reducen las probabilidades de ganar y alargan la duración del concurso a un punto que se le escapa de sus cálculos.  Totalmente descolocado se limitó a sonreir cínicamente y bromenado le preguntaba a Ainhoa si tenía planes para este verano. Que no lo diga muy alto, porque  que cosas más raras se han visto...