Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Memorizando colores

Cada día los concursantes de Gran Hermano 10 deberán reproducir dos secuencias de colores que el programa irá variando y aumentando día a día. Lo harán divididos en dos equipos de cuatro personas que dispondrán de la ayuda de un comodín: Mirentxu.
El ordenador central de GH se ha desconfigurado, y los concursantes son los encargados de arreglarlo. Para hacerlo, deberán memorizar cada día una secuencia de colores.
Rojo, amarillo, azul y verde combinados en diferente orden formarán la secuencia diaria. La combinación se mostrará en dos tandas, una de mañana y otra de tarde. Al final del día habrá un repaso general con la secuencia completa que después los concursantes deberán reproducir pulsando los colores en el mismo orden en una pantalla táctil.
Divididos en dos equipos de cuatro personas, deberán memorizar las dos secuencias que Gran Hermano cambiará cada día. El concursante restante, hará las labores de comodín, pudiendo colaborar con la elección de cinco colores para cada equipo.
Entre color y color, los concursantes dispondrán de 15 segundos para pensar. Si durante esos 15 segundos no se pulsa ningún color, contará como error.
Cada equipo dispone de dos oportunidades. En el primer fallo la pantaña indicará error, y deberán empezar la secuencia desde el principio. Si el equipo vuelve a errar, el ordenador quedará bloqueado.
El número de colores que conforman cada secuencia irá aumentando diariamente . El primer día de la prueba la secuencia de cada equipo estará formada por 24 colores (12 se mostrarán por la mañana y otros 12 por la tarde). El segundo día serán 48 (24 de mañana y 24 de tarde), 56 el tercero, 64 el cuarto y 72 colores para el último día.
El programa anunciará con la sintonía de Gran Hermano cada vez que se disponga a mostrar la combinación de colores en los plasmas situados en el salón de la casa.
En principio optaban por Gisela para ejercer como comodín por su gran memoria fotográfica, pero la decisión de Iván era muy discutida.
Iván: "Es Gisela y punto pelota"
Carlitos: "Baja los humos que yo te estoy hablando bien, te veo muy alterado. Punto pelota no, habrá que pensarlo".
Después de confirmar con 'el súper' que el comodín sólo puede participar con 5 colores, Mirentxu e Iván se disputaban el papel de comodín porque su número de colores a memorizar será menor que el del resto. Al final se ha decidido que la vasca será la encargada de echar una mano a los dos equipos, ya que ha expuesto sus problemas de memoria: "yo por lógica, porque la memoria se desgasta con los años".
Los concursantes han quedado divididos en:
Equipo 1: Palomares, Julio, Carlitos y Liz.
Equipo 2: Orlando, Gisela, Almudena e Iván.
La primera muestra ha sido un auténtico caos en la que los concursantes se han perdido desde el principio. Habrá que esperar a comprobar si consiguen entender bien la prueba para conseguir presupuesto para la compra semanal.