Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nico y Ainhoa critican a sus compañeros sin cesar y se aislan cada vez más dentro la casa

"Jorge...bueno; Orlando, es gracioso y tal pero tampoco...y Dani, yo creo que le tengo que caer mal o algo porque es que ni me mira. Maruski, uff...A partir de ahora lo que está claro es que hay que jugar y punto". Ese es el mensaje que Ainhoa se ha mandado así misma después de la última bronca que ha tenido con sus compañeros de concurso.
Indignada por el hecho de que los demás se levantan con la mesa puesta, le ha pedido a Nico que no cocine para nadie, porque "siempre lo hace él todo", y éste se ha declarado en huelga. Ella se ha puesto a hacer la comida según las instrucciones de su compañero y los demás se han puesto a manipular los alimentos sin preguntar a nadie, lo que ha provocado la furia de Ainhoa, que ha terminado discutiendo con todos.
Maruski la ha criticado por "pelerase por cualquier cosa" pero Ainhoa se guarda un as en la manga. "Ahora van a tener que aguantar mi mala leche porque se les está acabando el tabaco y sólo va a quedar el mío", ha dicho después de declararse molesta porque todos se habían ido a una habitación, alejándose de ella y de Nico.
Nico, por su parte, cree que "Jorge y Pepe son muy listos" y que son los causantes de sus broncas en la casa porque les beneficia. Dani El Sucio tiene otra opinión: "A mí me la suda todo, como si nos quedamos sin comida".
Ainhoa rompe a llorar por sentirse "sola y apartada" y Pepe trata de consolarla
Las últimas broncas de la semana han provocado que Ainhoa se haya arrinconado en el jardín para echarse a llorar desconsoladamente. A pesar de su rivalidad, ha sido Pepe quien se ha acercado para tratar de consolarla, pero Ainhoa está convencida de que no le merece la pena el mal trago que está pasando. "A pesar de que parezco muy fría, soy una persona muy sensible, todo me afecta muchísimo y lo estoy pasando mal. Estoy aislada, no tengo a nadie con quien hablar excepto Nico. Flipo con el comportamiento de todo el mundo y me supera; no hay ni una persona que sealegal dentro de la casa y, aunque yo creo que no me porto mal con la gente, lo único que recibo es desprecio. Me hacen sentir como una mierda, sola, fuera de lugar y lo único que quiero es desaparecer de aquí".
Pepe le ha aconsejado que no se derrumbe y que trate de ganar el conurso. "Súpérate a tí misma, enfoca las cosas de otra manera y adáptate", pero ella ha repetido que el dinero y el premio no le importan.