Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nico: "Voy a darle una 'tarta' a alguien. Me busco la expulsión pero me gano el respeto"

Los ánimos andan caldeados entre la pareja formada por Ainhoa y Nico y el resto de habitantes de la casa, hasta tal punto que el acto más inocente es considerado una declaración de guerra por los de GH 5. Pensando que estaba en mal estado, Silvia ha tirado a la basura la levadura que Nico reservaba fermentando en la nevera para hacer pizza; algo que ha sido interpretado por el italiano como una provocación en toda regla.
Nico está que trina, y todo porque un compañero, cuya identidad no sabe a ciencia cierta, ha tirado a la basura su bien más preciado, la levadura con la que elabora sus exquisitas pizzas. Ainhoa se la encontró, con plato y todo y aún tapada con un plástico, entre los desperdicios y le faltó tiempo para informar a su compañero.
Ellos sospechan que Silvia es la culpable, y no andan desencaminados. Lo extraño es que, supuestamente, la exconcursante de GH 1 tiró el plato de la polémica después de preguntar en voz alta, y en presencia del propio Nico, si podía hacerlo.
Duras represalias
Su enfado ha ido in crescendo cuando ha visto que alguien había devuelto el plato de levadura a la mesa. En el confesionario se ha despachado a gusto tanto con Chiqui ("esta rata maleducada, esta media mujer... los hongos los tienes ti en el cerebro) como con Ana (la llamó "puta sicópata"), las cuales no quisieron darle el nombre del autor de tamaña fechoría.
Ainhoa coincide en que esto es un acto de guerra pero ha recomendado calma a su compañero. Sin embargo Nico ya planea su venganza: "voy a coger toda la comida de la nevera y la voy a tirar. No estoy bromenado, Voy a darle una tarta (¿torta?) a alguien. Me busco la expulsión pero me gano el respeto", bramaba en el confe.
Silvia, ¿la nueva líder?
Esgrimiendo su dedo corazón a la cámara, Nico ponía de vuelta y media a Silvia, a la que considera la nueva cabecilla de sus enemigos: "No sé que hacer,  si tiarle la comida cuando esté comiendo o no hacer nada. Desde que ha llegado no ha hecho más que meter basura", aseguraba.