Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orlando y Liz, cada día más cerca

Liz y Orlando no se separan ni un minuto. Los dos concursantes se pasan el día bromeando y parece que el tonteo entre ambos se ha convertido en algo normal dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. Liz ya lo había dicho muchas veces en el confesionario; "Nani se pone muy celosa cuando veía que el feriante se acercaba a mi". Ahora la madrileña lo ha visto con sus propios ojos y no sabemos lo que pensará de la nueva relación de su 'chico'
Desde que Nani salió expulsada de la casa de 'Gran Hermano', el acercamiento entre Liz y Orlando se ha hecho más que evidente. La relación entre los dos concursantes ha pasado de ser prácticamente inexistente a no separarse casi ni un segundo. Sus miraditas lo dicen todo, y es que parece que la atracción entre los jóvenes aumenta por segundos. Los conversaciones entre ellos también suben de tono por segundos y muchos son los que empiezan a sospechar que la repentina amistad entre ambos se reduce a una clara atracción física.
La que seguramente no estará tan contenta con la nueva 'amiguita' de 'su chico' es Nani . Orlando no se ha mostrado demasiado apenado por su marcha en ningún momento, y ahora no sólo se confoma con llevar de maravilla la espulsión de la madrileña, sino que se dedica a tontear con una de sus mayores enemigas dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. Cuando termine el programa la pareja tendrá que hablar largo y tendido para aclarar si, como dijeron el día de su expulsión, "seguirán conociéndose fuera".
Orlando y Liz, cada vez más 'amigos'
Las conversaciones entre los dos concursantes son cada vez más habituales y las frases con doble intención se han convertido en algo habitual entre los dos concursantes. Miraditas, roces, piropos... Liz y Orlando congenian mejor cada día.
Liz: Mira me pude peinar, me pude peinar
Orlando: Sí, te has hecho un apaño
Liz: Me he apañado como he podido
Orlando: Mira como se contonea
Liz: taca-tacataca. Orlando, si quieres conservar tus dos ojitos, apunta bien
Orlando: ¿Quieres conservar otras partes de tu cuerpo?
Liz: Que blanco eres hijo
Orlando: ¿Yo blanco? yo en verano me pongo súper negro
Liz: Necesitas color
Orlando: En verano me pongo súper negro
Liz: No,no, lo que necesitas es color
Liz: Todo es posible menos tú
Orlando: Todo es posible menos tu
Liz: Me has ganado, así que te debo cuatro galletas
Orlando: Te las perdono
Liz: No , yo te las pago porque no me gusta deberle nada a nadie
Orlando: ¿Tú te piensas que me puedes manejar?
Liz: Yo te puedo manejar porque eres un títere
Orlando: Como yo te coja fuera te vas a enterar y me vas a decir quién maneja a quien
Liz: Menos lobos Caperucito. Tienes que darme muchos besos para que yo te perdone, pero muchos
Orlando: Qué caliente estás
Liz: Siempre. Tienes que darme muchos besos y muchos abrazos al día para poderte perdonar
Orlando: Como te has puesto esa camiseta para poderte poner esa sombra de ojos...No te creas que lo haces al azahar todo, lo tienes minuciosamente preparado.