Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Palomares en su noche más loca

El manchego celebra su despedida de soltero en la casa de Guadalix. Iván y Orlando, organizadores del evento, le prepararan una cena con pizzas de formas sugerentes y espectáculo con unas stripper muy especiales: los chicos travestidos.
Aunque el programa no les concedía el alcohol que había pedido para la 'gran fiesta', los concursantes no se echaban atrás y celebraban la prometida despedida de soltero de Javier.
Las chicas habían contratado los servicios de Julito para un streapteasse, pero los chicos se guardaba un as en la manga. Vestidos de mujer, los chicos de la casa sorprendían al novio. Ante la sorpresa del protagonista de la fiesta, 'las chicas' le manteaban y le cargaban en hombros para darle un chapuzón en el jacuzzi.
Tras el remojón, los chicos degustaban unas sugerentes pizzas con formas fálicas en el suelo, junto al jacuzzi. Durante la cena, una rubia espectacular o lo que es lo mismo Julito con traje rojo, le tiraba los trastos.
A pesar de las faldas, los tacones y el maquillaje, los chicos lucían muy poco femeninos. Iván se inspiraba en la belleza morena de Liz, e incluso se atrevía a imitarla sobre la pasarela. Carlitos optaba por el estilo colegiala, con una cortísima minifalda de tablas y corbata. Julio, más atrevido, se enfundaba un vestido de gasa rojo, al más puro estilo 'woman in red', lo que le valía las críticas de Mirentxu que le calificaba de "Puti". El pronunciado escote del canario le planteaba serios problemas con el micrófono.
Animado por la fiesta, Palomares pedía vino en el confesionario, pero 'el Súper' no estaba por la labor de facilitarles alcohol.
El manchego parecía encantado con la celebración, y participaba en la broma destacando lo guapas que estaban sus 'pretendientas' y preguntándoles si tienen novio. Ellas intentaban avergonzar al novio con su atrevimiento, y dándole de comer las sugerentes pizzas.
Pero la verdadera despedida llegaba a ritmo de 'You can leave you heat on' de Joe Coker. La canción les volvía locas y se lanzaban a provocar el deseo de Palomares con unos bailes muy sensuales.
Las improvisadas bailarinas sentaban al novio y comenzaban a desnudarle mientras le hacían un strepteasse, siempre ante las protestas de Mirentxu a la que no le parecía bien que hiciesen fotos a su protegido, cegado con un antifaz, o que le pusieran las figuritas de Iván en el lugar adecuado.
Carlitos, como toda una profesional, le adviertía "no puedes tocarme" y ponía en escena un auténtico baile erótico. Julitio no podía resistirse a 'incordiar' a su amigo que no quería que se le acercara demasiado porque no se fiaba del canario: "Julito no me chupes".
Para finalizar la fiesta, Almudena abría la caja roja: "Hoy vamos a hacer una explicación de lo que es una caja roja". "Hay gente que le gusta ponerse pelucas" explica Chiqui. "Bueno yo voy pasando los productos por si queréis comprarlos", todos están a la venta; pétalos de flores "que a las chicas nos gusta mucho", velas para ambientar, canela como afrodisíaco, body-milk como lubricante comestible, lencería... y todos se van animando.  Ante la explicación de cada artículo no podía faltar la reacción de Mirentxu, que escandalizada emitía un fuerte sonido: ¡uuuuuu!.
Palomares lo pasaba en grande animado sobre todo por los simpáticos travestis.