Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera prueba semanal superada

Los 14 habitantes de la que fuera la primera casa de 'Gran Hermano' han superado con éxito su primer reto. Como bien decía la prueba, los participante se han ganado el pan con el sudor de su frente y han trabajado duro para realizar las tareas que se les impusieron.
Se han convertido en expertos panaderos, granjeros y limpiadores. Cada mañana han realizado las ocho barras de pan con los ingredientes que les dejaban en el almacén, han mantenido el corral limpio, han recogido la paja y  los huevos que las ocho gallinaspusieran. Además se han encargado de dejar la casa perfectamente limpia y acondicionada para vivir en ella.
Tras conocer el dictamen de la organización, el grupo se ha abrazado y ha lanzado vítores por el trabajo bien hecho. Ninguna de las tareas encomendadas se les ha resistido y es el esfuerzo merecía la pena. Una jugosa recompensa les esperaba. Los 14 habitantes han visto como su presupuesto semanal ha engordado y podrán pasar una semana más desahogada.
Tras la consecución de la prueba, los concursantes se han reunido en el salón de la casa para decidir la cesta de la compra y como no, el tema del tabaco ha salido a relucir casi de inmediato. ¿Fondo común o cada uno lo suyo? Finalmente cada concursante ha pedido los que ha querido y han pasado la lista realizada por Almudena a la dirección sin recordar que el pedido debían memorizarlo.