Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saray: "Creo que debo pesar unos 58 kilos"

Las conversaciones en la casa de Gran Hermano a estas alturas del programa son bastante escasas. Sobre todo porque Ángel está enfadado con Gerardo y, cada vez que éste quiere acercarse, el de la perilla le responde economizando el lenguaje. Se podría decir que la casa es un vagar de almas en pena continuo, eso sí, a la que sale un tema interesante, la que se lía. Prueba de ello es la discusión que tuvieron Gerardo y Ángel con Saray sobre su peso a raíz de un comentario de ésta.
 
"Calculo que debo pesar 58 kilos ahora". Eso dijo la hija de Saray. Y Ángel saltó inmediatamente: "pues yo te digo que ni de coña, lo sé porque mi novia pesaba eso". Y por una vez se mantuvo una conversación a tres bandas ya que Gerardo no dudó en intervenir: "De ilusión también se vive, 
Pero Saray es tozuda cuando se pone e insistió en defender su teoría y exigió una báscula para demostrar que está por debajo de los 60 kilogramos. Entonces Ángel trató de ser irónico: "Como siempre adivinas y nunca te equivocas", una broma en relación con los múltiples errores que ha cometido Saray sobre si Gerardo era un actor o lanzando hipótesis sobre los habitantes de la 'Casa Espía' y las voces que oía. siempre positiva nunca negativa".
Siempre he sido muy delgada
Tras la discusión, Saray prosiguió dándole vueltas al asunto de su peso. , antes era muy delgada. Sin embargo, con inteligencia y sin estúpidos complejos dijo que para ella no era ningún trauma no estar ahora tan flaca. Es más, ha manifestado solemnemente que volvería a comer tanto como ha hecho desde que ha entrado en el programa porque ha disfrutado mucho. Como esta colección de imágenes atestigua
Gerardo adelgaza
Con Gerardo, sin embargo, ha ocurrido lo contrario. Ha adelgazado. Así lo ha comprobado al ver una foto de cuando entró al programa. De hecho, estuvo dándole vueltas a si: "Mercedes me va a preguntar si vengo de Supervivientes". A lo que Saray contestó rápidamente: "Pues a mí me va a decir que se nota que he estado en Gran Hermano".